Actualidad

La Casa del Rey expresa su "respeto absoluto" a la independencia judicial tras la sentencia contra Urdangarin

Así lo han señalado este martes fuentes del Palacio de la Zarzuela tras conocerse que Iñaki Urdangarin ha sido condenado a cinco años y diez meses de cárcel por el Caso Nóos, cinco meses de rebaja respecto a la pena que determinó la Audiencia de Palma. Un delito continuado de prevaricación en concurso con uno de falsedad de documento público y de malversación, uno de fraude a la Administración Pública, otro de tráfico de influencias y dos contra la Hacienda Pública han sido motivos suficientes para que el yerno de don Juan Carlos vaya a prisión, donde ingresará previsiblemente en los próximos días.

Este miércoles 13 de junio la infanta Cristina llega a los 53 años en el que podría ser el peor cumpleaños de su vida y seguramente el último al lado de Iñaki Urdangarin, al menos hasta que salga de nuevo en libertad.

Como era de esperar, y como es habitual, la Casa del Rey ha reiterado su "respeto absoluto a la independencia del Poder Judicial", después de que la sentencia del Tribunal Supremo sobre el caso Nóos se haya dado a conocer. Se cumplen tres años ahora desde que el Rey castigara públicamente a su hermana Cristina y a su marido privándoles del ducado de Palma de Mallorca, una prerrogativa del monarca quien, sin embargo, no logró convencer a la infanta para que renunciara a sus derechos sucesorios, ya que solo ella puede tomar esa decisión y no depende del Rey.

Doña Cristina fue absuelta pero tuvo que pagar una multa tras ser considerada por los tribunales partícipe a título lucrativo de las actividades delictivas de su esposo, es decir, que gozó de los parabienes del dinero obtenido fraudulentamente por el padre de sus hijos.

La relación de Felipe VI y su hermana nunca ha vuelto a ser la misma. Tanto el monarca como su esposa se han mostrado alejados del matrimonio Urdangarin, al menos en público. La última vez que coincidieron con la infanta Cristina fue en el funeral por el 25 aniversario de la muerte de don Juan de Borbón, el padre de don Juan Carlos, que tuvo lugar en el monasterio de El Escorial. Doña Letizia y su cuñada ni se miraron.

Los puentes entre Cristina y su familia los mantienen la reina doña Sofía, que ha viajado a Ginebra en varias ocasiones a ver a su hija, su yerno y sus nietos, y la infanta Elena, que visita a su hermana en Vitoria cuando veranea allí. Los hijos de los Urdangarin-Borbón sí son admitidos con normalidad en reuniones familiares como las que tienen lugar en Palma, donde practican la vela con sus otros primos Froilán y Victoria Federica, y se alojan en Marivent.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin