Actualidad

Pamela Anderson, el azote de Uber: "Sus conductores pueden ser una amenaza para las mujeres"

La actriz y ex Vigilante de la Playa ha hecho una crítica feroz a las nuevas empresas de transporte público que tratan de hacerse un hueco frente a los clásicos taxistas. Según Pamela Anderson, estos servicios no garantizan la seguridad de sus clientes, ya que cualquiera puede ser conductor de Uber o de Cabify, pues nadie revisa los antecedentes de los conductores, como sí se haría con un taxista. Para reforzar su teoría, alude a todos los casos conocidos de agresión sexual sufridos por pasajeras de este tipo de transportes.

"Los conductores estas apps pueden ser una amenaza", ha dicho tajante Pamela Anderson a través de NBC. La actriz, de 50 años, también denuncia las malas condiciones laborales en las que trabajan: "No están asegurados y como son contratados como proveedores, la compañía no tiene ninguna responsabilidad sobre ellos. No tienen seguro médico, ni están sujetos a leyes que blinden sus mínimos salariales, por no hablar de bajas en caso de enfermedad". Y añade: "Las empresas están aprovechándose de los sueños de la gente y de su inestabilidad financiera; uno puede ser un masajista terapeuta por el día y un conductor de Uber por la noche".

La lucha de Pamela Anderson contra este tipo de servicios viene de lejos. Fue en 2006 cuando la ex Vigilante de la Playa protagonizó un vídeo en el que ponía en evidencia las deficiencias del servicio de Uber, de los que ya afirmaba que no podían garantizar la seguridad de las pasajeras: "Si eres un violador, puedes ser un conductor de Uber".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud