elEconomista.es

Don Juan Carlos, asesor del amor de amigos y conocidos

11/06/2018 - 10:55

El Rey emérito es una caja de sorpresas. A sus 80 años, el monarca aún es capaz de sorprender con una de sus facetas más ocultas. Según cuentan los periodistas Federico Jiménez Losantos y Pilar Eyre, el esposo de Doña Sofía es un auténtico consejero del amor para sus amigos y conocidos, quienes les preguntan sus dudas acerca de sus relaciones, hijos,... Él, claro, les aconseja.

Eyre asegura que Don Juan Carlos vive "colado del móvil" y "se pasa horas y horas hablando con sus amigas, porque tiene muchas amigas". La periodista asegura que estas conversaciones son "de consejos sentimentales". "Le piden consejo para sus problemas matrimoniales, para sus hijas… Del estilo aquel pues no te divorcies, que tienes las de perder…", alega.

Tal es el poder de convicción del Emérito que unos consejos suyos fueron capaces de frenar el romance de su sobrina, María Zurita, con el ex alcalde madrileño Alberto Ruiz Gallardón, siempre según asegura Jiménez Losantos: "Juan Carlos se siente en deuda con ella por no haber permitido el matrimonio que ella quería (...) Juan Carlos le dijo a Gallardón: 'No puede ser'. Sabe que está jorobando a su sobrina. Posiblemente, la hizo el favor de su vida", añade el locutor de radio.

Pero el poder y la influencia del Rey sobre las relaciones de sus amigos y conocidos no siempre ha llegado a buen puerto. La duquesa de Alba es un buen ejemplo de ello: "Don Juan Carlos tiene una relación muy estrecha con la casa de Alba. Él llamó a Cayetana y le dijo algo así: 'A nuestra edad Cayetana, ya no estamos para hacer estas tonterías'. Ella le dijo: 'Soy viuda desde hace muchos años y estoy muy sola'; y don Juan Carlos le dijo: 'Lo entiendo, pero no te cases'", cuenta Eyre.

Don Juan Carlos no consiguió su objetivo y la duquesa de Alba se casó con Alfonso. La relación entre ambos y su posterior muerte, marcó el inicio de la amistad entre el propio Alfonso y Doña Sofía, según dice la escritora: "Tuvieron una cierta relación que se consolidó cuando murió Cayetana y fue Doña Sofía al entierro de la duquesa y estuvo Alfonso muy cariñoso con ella y ella muy cariñosa con él. Ahí se inició una especie de relación epistolar, de mensajes, llamadas de teléfono y, al parecer, también se vieron un par de veces", agrega Eyre.







Comentarios 0