elEconomista.es

Arancha Sánchez Vicario no puede sacar a sus hijos de EEUU porque Santacana se llevó sus pasaportes

10/06/2018 - 21:43

Después de meses sin moverse de Miami, Arantxa Sánchez Vicario dio este fin de semana el salto a Europa, invitada por la organización del Roland Garros, donde entregó el trofeo a la ganadora femenina, la rumana Simone Helps.

Se cumplía este año el XX aniversario del último de los tres grandes títulos que ganó la tenista catalana en Madrid, hazaña que la hizo figurar entre las leyendas del deporte y la mejor del tenis femenino en España. Si Arantxa ha dado el salto a Barcelona para visitar a su madre y a su hermana o a su hermano Javier, lo ha hecho tan discretamente que ningún medio ha captado su presencia en Cataluña. Ella manifestó en París, en privado, a algunos de sus colegas, que no tenía tiempo de viajar a Barcelona. Sin embargo, la tenista no contaba en su agenda con muchos compromisos oficiales, así que es posible que haya hecho una escapada de incógnito, en la que ha querido pasar totalmente desapercibida.

Sería la suya una postura lógica, ya que en estos momentos, el Juzgado número 2 de Esplugas de Llobregat está a punto de dictaminar si el divorcio de la tenista y su marido Josep Santacana, se tramita en Barcelona, como quiere el empresario, o bien en Miami, como ha solicitado Arantxa. De momento, el fiscal se inclina porque sea en Cataluña donde diriman sus diferencias.

La resolución marcará el futuro económico de uno y otro, ya que si el proceso se desarrolla en Cataluña, se tendrá en cuenta el acuerdo prematrimonial firmado por la pareja antes de la boda y ratificado más tarde ya casados, por el que no se reclamarían nada en caso de separación o divorcio.

A la tenista le gustaría pasar este verano sus vacaciones en España pero por el momento no puede hacerlo con sus hijos, ya que cuando Santacana abandonó el domicilio familiar en Miami se llevó entre otras cosas los pasaportes de los pequeños Arantxa y Leo. Y dado que no hay ningún contacto entre el matrimonio, no existe la posibilidad de que la madre recupere esos documentos. Arantxa quiere volver a Barcelona, disfrutar de su entorno y de su familia, pero no sin sus hijos.







Comentarios 1

#1
14-06-2018 / 10:13
Serge Herbiet
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Llevarse los pasaportes de sus hijos dejándolos desprotegidos en un pais ajeno, o no, debe ser un delito, ¿o no?, y si los es, debería poder denunciarse, ¿o no?, en cuyo caso con la denuncia en mano se pueden pedir nuevos pasaportes en el Consulado, ¿o no?...