Actualidad

Don Juan Carlos, hundido: cree que acabará sus días en una silla de ruedas

El rey no puede superar las lesiones sufridas en la rodilla y la cadera y se ha resignado a utilizar la silla de ruedas. Su entorno afirma que anímicamente se encuentra mal y que ya se ha resignado a terminar sus días como su madre, María de las Mercedes.

Tal y como asegura Pilar Eyre, Zarzuela ya ha comenzado a adaptarse a las necesidades del rey Juan Carlos (80), que se ha visto obligado a utilizar una silla de ruedas: "Tiene la cadera destrozada por un accidente de esquí, la nefasta operación de hace años y la artrosis, mal de familia, lo han dejado prácticamente inmovilizado y con grandes dolores. Ha luchado como un jabato rehabilitándose sobre una camilla, pero al final se ha resignado y ha decidido hacer obras en su lado de Zarzuela para adaptarla a la silla", ha desvelado una persona cercana a la familia real.

El padre de Felipe VI se encuentra muy triste: "Ya se ve como su madre, que pasó sus últimos años dependiendo de los demás y sin levantarse del MimiMovil, como los nietos llamaban a la silla de ruedas con motor en la que se desplazaba".

La última vez que el emérito pasó por quirófano fue el pasado 7 de abril. Fue intervenido de la rodilla derecha para cambiarle una prótesis que le había sido colocada en 2011, y aunque la operación fue todo un éxito, él mismo aseguró con humor que no podría "correr los 100 metros lisos". No obstante, el pasado día 29 recibió a Margarita de Rumanía y su esposo, Radu, en Zarzuela desde una silla de ruedas, una imagen que sorprendió mucho.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin