elEconomista.es

Elvira Fernández, mujer de Mariano Rajoy, abandona la Moncloa

31/05/2018 - 16:42

La moción de censura contra Mariano Rajoy (63) ha causado no sólo un cisma político sino también familiar, pues Moncloa dejará de ser su casa. La familia del líder conservador va a tener que adaptarse a los cambios. Hace ya seis años que Elvira Fernández (52) y sus hijos llegaron a la residencia que dejaron Rodríguez Zapatero y Sonsoles Espinosa y desde entonces, Viri se ha convertido en una 'primera dama' en la sombra. Ahora deja la Moncloa.

Viri conoció al que hoy es su marido en un bar de Sanxenxo hace 30 años. A él ya se le consideraba un soltero de oro: había ganado una oposición a registrador de la propiedad e iniciado poco después una carrera política prometedora. La cosa funcionó tan bien que ahí siguen, formando un matrimonio sólido como una piña. Tienen dos hijos, Mariano de 18 años y Juan de 13.

Viri, que es como le gusta que le llamen los amigos, se dedica a ellos a jornada casi completa, el resto del tiempo lo ocupaba supervisando todo lo que sucede en Moncloa en cuanto al ámbito doméstico se refiere, pues hace tres años pidió una excedencia con ese objetivo.

Hasta entonces trabajaba para Telefónica, antes para Antena 3, es licenciada en Económicas por la Universidad de Santiago, procede de una familia de clase media-alta y le encanta el cine, la pintura y la escultura. En uno de sus últimos cumpleaños se regaló a sí misma una ruta por las exposiciones de todos los grandes museos de la capital.

El personal de Moncloa admiraba su capacidad de ahorro y su buen trato. La definen como austera, familiar y distinguida, es reservada, tiene un carácter muy gallego, es una mujer de ideas claras, aunque pocas veces las expone de manera pública. Se preocupa por su forma física y sigue una dieta sana y practica algo de deporte.

Su estilo a la hora de vestir es sencillo, sin estampados y sin apenas complementos ni joyas. Utiliza colores básicos, cortes sobrios y faldas antes que pantalones. En su día a día, abundan los trajes de chaqueta, que transmiten muy bien el estilo correcto que quiere transmitir. Para ello cuenta con un estilista desde hace varios años, con el que sale de compras por el centro de Madrid siempre que su agenda se lo permite.

En unos días, la vida de Viri y sus hijos ha dado un giro de 180 grados. Sánchez se ha convertido en nuevo presidente y tendrá que abandonar Moncloa y mudarse a un nuevo hogar, el suyo, situado en Aravaca, una de las zonas más exclusivas de Madrid. Allí compraron un chalé adosado en 1998, un año antes de tener a su primer hijo, en régimen de gananciales, y que acabaron de pagar hace ya más de una década. Tiene dos plantas que se comunican por unas escaleras de caracol: la planta baja cuenta con una extensión de 78 metros cuadrados y la de arriba suma 201. Además, tiene un jardín de 30 metros cuadrados (en usufructo) y disfrutan de las dos piscinas y la cancha de tenis de la comunidad.







Comentarios 0