Actualidad

Luis Miguel Rodríguez El Chatarrero dice que Ágatha Ruiz de la Prada "es la hostia"

"Es una tía de puta madre". Así habla Luis Miguel Rodríguez (60) de Ágatha Ruiz de la Prada (57), con el habitual lenguaje directo y castizo del dueño de Desguaces La Torre, la empresa de chatarra y piezas de coches y camiones de segunda mano más importante de Europa.

Juntos en la plaza de Las Ventas y juntos en un evento en la tienda de la diseñadora en Madrid, frente a las cámaras, sin esconderse y todo en la misma semana. ¿Son el romance del momento? La ex mujer de Pedro J. Ramírez no cesa de repetir desde su divorcio del periodista que está abierta al amor, que está deseando ligar, que se divierte como nunca desde que disfruta de su libertad y que vive nuevas experiencias, tan nuevas como asistir a corridas de toros, ella que siempre ha sido defensora de los animales y que incluso militó en un partido ecologista.

Estos dos encuentros no han sido los únicos ni los primeros que han tenido Luismi y Ágatha. "La conocí en el cumpleaños de Teresa Bueyes (abogada y amiga)", cuenta Luis Miguel a Informalia. "Me la presentaron Teresa y la Bordi, (como Luis Miguel llama a Carmen Martínez Bordiú, su novia durante más de dos años y siempre su amiga). Y me cayó de puta madre. Además no busca nada, no pide nada. Eso sí, está un poco demasiado delgada". La marquesa de Castelldosríus, grande España, y Luis Miguel, el rey de la chatarra y hombre del pueblo hecho a sí mismo, se entienden de maravilla y piensan mantener esta relación, amistad... ¿O algo más?

Luismi han tenido fama de conquistador y además de Carmen Martínez Bordiú, ha paseado o coincidido, como suele justificar las veces que ha aparecido en público con señoras conocidas, con la baronesa Thyssen, Esther Doña, que frecuentaba de soltera sus famosas fiestas de fin de semana en la finca toledana del empresario, y hasta Simoneta Gómez Acebo, sobrina del rey don Juan Carlos.

Simoneta celebra, por cierto, su 50 cumpleaños el próximo jueves en la discoteca Joy Eslava, una fiesta a la que no asistirá Luismi, "porque no estoy invitado", nos confirma él mismo. Recordemos que alguien les relacionó y tuvo que rectificar después. 

Nunca se le ha visto tan entusiasmado como con Ágatha Ruiz de la Prada, que "este fin de semana desfilaba en la isla de Malta", recuerda Luis Miguel, que está al tanto del calendario laboral de su nueva amiga. "Ágatha es la hostia", concluye Luismi con este piropo, la máxima calificación que para él merece una mujer.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin