Actualidad

Ágatha Ruiz de la Prada, abierta al amor: de Pedro J.Ramírez al Chatarrero de la Bordiú

Pedro J. Ramírez y su esposa se separaron en noviembre de 2016, después de 30 años de vida en común. Tras la exclusiva adelantada por Informalia, se divorciaron y la diseñadora reconocía que había vuelto a nacer: "Soy una mujer nueva. Ya estoy divorciada por poderes y no quiero volver a verle". En este tiempo, su peregrinar por distintos medios, periódicos, programas de televisión y revistas ha sido un no parar. Si el ex director de El Mundo rehízo su vida y se casó en cuanto le fue posible con la abogada Cruz Sánchez de Lara, Ágatha ha dicho que está abierta al amor pero no ha encontrado pareja, que se sepa.

No obstante, su vida social se ha intensificado y está disfrutando al máximo de su nueva vida de soltera. Ahora la hemos visto con Luis Miguel Rodríguez, empresario que mantuvo una intermitente relación con Carmen Martínez-Bordíu.

Y no solo una vez: ya el martes, como publicamos, la marquesa de Castelldosríus acudió a los toros y aplaudió en Las Ventas a Curro Díaz, Morenito de Aranda y David Mora, y junto a ella en el tendido estaba el dueño de Desguaces La Torre.

Dos días después, Ágatha y Luis Miguel acudierion a otra exposición en la tienda que la diseñadora posee en la calle Serrano de Madrid. Ambos se saludaron y se dieron dos besos para, más tarde, salir a cenar con unos amigos.

Ahí lo dejamos: el apodado Chatarrero tiene un gran éxito entre las mujeres y Ágatha, como ella dice, está abierta al amor. No decimos más, excepto que la revista Hola, templo de la crónica social, ha recogido el segundo encuentro, y califica la relación entre la ex de Pedro J. y el ex de la Bordiú de "importante amistad".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud