elEconomista.es

Moses Farrow acusa a su madre Mia Farrow de maltrato y sale en defensa de su padre, Woody Allen

24/05/2018 - 13:36

El hijo adoptivo del cineasta y la actriz ha roto un silencio que mantenido durante los últimos cuatro años para posicionarse públicamente del lado de su padre, acusado de abusar sexualmente de su hermana Dylan: "Dados los increíblemente falsos y engañosos ataques contra mi padre, Woody Allen, creo que no puedo quedarme en silencio conforme él sigue siendo condenado por un crimen que no ha cometido", ha dicho, indignado ante el rechazo que sufre el cineasta en Hollywood a raíz del #MeToo.

Moses Farrow, que fue adoptado por Mia Farrow (73) y Woody Allen (82) cuando tenía dos años, ha escrito un ensayo para dar a conocer toda la verdad sobre su familia. Defiende la inocencia de su padre ante las acusaciones de su madre y su hermana, que mantienen que el cineasta abusó de Dylan cuando la niña tenía siete años: "Esas acusaciones son una invención de Mia que hizo después enseñar a Dylan y prueba de ello es que las autoridades jamás acusaron a mi padre".

El terapeuta de 40 años, que vive en Massachussets y cuya relación con su madre es nula, ha dicho que Mia Farrow esconde una cara muy oscura: "Ella ha escondido durante años su verdadero rostro, es manipuladora y abusó física y psicológicamente de sus 14 hijos, biológicos y adoptivos, algunos de ellos con diferentes discapacidades". Y ha añadido: "Nos lanzaba objetos, nos empujaba por las escaleras o nos encerraba en un armario. Nunca ayudó a mi hermana Tam con el tratamiento que necesitaba y no murió de un ataque al corazón, como Mia dijo a los medios, sino de una sobredosis de pastillas".

No es la primera vez que Moses sale en defensa de su padre. En 2014, concedió una entrevista a la revista People en la que afirmó que todo se trataba de una venganza: "Mi madre me machacó desde niño que tenía que odiar a mi padre por abusar de mi hermana y romper nuestra familia, y por eso odié a mi padre durante años", aseguró. "Ahora veo que su actitud era una forma de vengarse de él por haberse enamorado de Soon-Yi".

Cuatro años después, Moses ha vuelto a hablar para defender a su padre ante la actitud que está tomando Hollywood contra él a raíz del #MeToo. El caso de abusos perpetrados por parte del productor Harvey Weisntein rescató las antiguas acusaciones contra Allen, a quien han metido en el mismo saco de los culpables a pesar de que jamás se demostró la veracidad de esos supuestos delitos.

Lo cierto es que, a pesar de que las autoridades no encontraron indicios de los supuestos abusos sexuales de Woody Allen a su hija, el cineasta sí ha sido juzgado por gran parte de la opinión pública en Hollywood, donde muchos actores y actrices se han negado a trabajar con él. Otros que ya lo han hecho, como Natalie Portman, Ellen Page, Colin Firth o Michael Caine, han declarado públicamente que devolverán todo el dinero que recibieron por trabajar a sus órdenes y lo donarán a asociaciones de mujeres.

Las últimas palabras de Moses han provocado la indignación de su hermana Dylan, la supuesta víctima, que le ha contestado a través de las redes sociales: "Mi hermano es una persona con problemas. Siento muchísimo que esté haciendo esto. Es desolador y desconcertante que se invente algo así, quizá para satisfacer a Woody. Son especialmente dolorosas para mí personalmente y son parte de un intento más amplio de desacreditarme y de desviar la atención de mi agresión", ha dicho.







Comentarios 0