elEconomista.es

La mujer de Harvey Weinstein toma la palabra: "Me sentí tan humillada, fui un ingenua"

11/05/2018 - 17:15

El mundo de Georgina Chapman se vino abajo el pasado 5 de octubre, cuando New York Times sacó a la luz una docena de testimonios de mujeres que acusaban a su marido de abusar sexualmente de ellas. El caso Weinstein se llevó por delante la carrera del entonces prestigioso productor, así como su matrimonio. Siete meses después de aquello, la que fuera su esposa toma la palabra y habla sobre el infierno que atravesó y las secuelas que aún sufre.

"Me sentí tan humillada y tan rota que… pensé que sería irrespetuoso salir… Pensé, ¿quién soy yo para ir por ahí mientras todo esto está pasando? Aun sigue siendo muy crudo. El otro día, estaba subiendo las escaleras y tuve que pararme; fue como si todo el aire hubiese salido de mis pulmones", confiesa la diseñadora de Marchesa a la edición estadounidense de la revista Vogue.

Casada con Weinstein desde 2007, Georgina desvela que le costó asumir lo sucedido: "Tardé un par de días en asumir qué había pasado. El primer artículo hablaba de algo que pasó antes de que yo le conociera. Pero luego vino otro y otro; me di cuenta de que no era un incidente aislado. Y que tenía que apartar a los niños de él", dice y añade: "¡Tuve momentos de rabia, de confusión, de incredulidad! Y tuve momentos en los que lloré por mis hijos. ¿Cómo van a ser sus vidas? ¿Qué les va a decir la gente?... Porque ellos adoran a su padre. Lo quieren. ¡No soporto que tengan que pasar por todo esto!".

En su charla con el medio, Chapman asegura que nunca fue consciente de las turbias maniobras de su marido: "De ninguna manera. Nunca supe nada. Nunca he sido de esas personas que se obsesionan con el lugar en el que está alguien", declara la modista.

Y es que, según cuenta, Harvey enmascaraba los abusos bajo una apariencia de hombre bueno, por lo que le costó percatarse de "sus sombras": "Era muy carismático, muy inteligente. Le pagó un tratamiento a la madre de un amigo mío que tenía cáncer de mama. Era maravilloso con sus hijos, con sus amigos", concluye.







Comentarios 0