Actualidad

Carolina Herrera y Miguel Báez Litri, de nuevo juntos ocho meses desde su separación

La hija de la reina venezolana de la costura y las fragancias y el guapo torero, descendiente de todo un cardenal Spínola, rompieron el pasado verano y este miércoles reaparecen juntos en el ruedo mediático en la comunión de su hija. Su separación no fue tan maravillosamente civilizada como se dijo. Hubo dolor, decepción y rabia, como suele ocurrir cuando un miembro de la pareja se ve sobrepasado por los acontecimientos.

Waiting on some friends ????#HolyCommunion #mygodaughterAta #CarolinaandPatricia #Madrid

Una publicación compartida de Patricia Lansing (@patricialansing) el

Miguel Báez Litri y Carolina Herrera anunciaron su separación cuando ya su ruptura era Voz Populi entre sus amistades de Sevilla, optaron por la explosión controlada: ofrecer un comunicado light en el que no se descartaba el regreso. Cuentan que Carolina sigue muy enamorada del guapo torero y que estaría dispuesta a volver con él. A ella le gustan las antigüedades, la pintura y el arte, pero añora a su marido, amante del campo y por supuesto de los toros. Y pensar que la madre y tocaya de Carolina, esa mujer que nunca jamás se ha despeinado, suspiró aliviada cuando supo del noviazgo de su hija con Litri porque por primera vez su la niña se enamoraba de un hombre que no era poeta ni pintor.

El pasado sábado coincidieron en Madrid en la Primera Comunión de su benjamina, Atalanta Báez Herrera, la menor de sus tres hijos, que tiene diez años. Está a punto de cumplirse el décimo cuarto aniversario de matrimonio. Aquella boda tuvo repercusión internacional. Ya entonces hubo agoreros que pronosticaron una corta vida al matrimonio. Que si Carolina es demasiado fría, que si son noche y el día. Lo cierto es que se casaron muy enamorados.

Ella le conoció en el 2002, cuando visitó nuestro país para realizar un documental sobre el mundo taurino. Siempre se dijo que Miguel jamás consiguió olvidar del todo a la Princesa Lalla Hasna, la hermana del Rey de Marruecos, su amor imposible, a quien su padre obligó a casarse en los noventa con un cardiólogo musulmán para cumplir con la ley del Corán y las expectativas depositadas en ella. Lalla obedeció, se casó, tuvo dos hijos con el doctor y después, como ha hecho ahora su hermano, se divorció. Durante muchos años la bellísima princesa marroquí mantuvo una excelente amistad con Litri. Él sigue casado. El comunicado que el diestro mandó al alimón con Carolina Adriana a Hola el pasado verano anunciaba su decisión de tomarse un "tiempo de reflexión" sobre su vida en común para "meditar con tranquilidad sobre algunos temas que necesitan replantearse con vistas al futuro".

No hay fotos de ninguno de los dos con terceras personas. Algunos agoreros afirman que es muy difícil que vuelvan a estar juntos, que ella es etérea y fría, y él puro fuego. Y sin embargo su amor superó duras pruebas. En el 2010, el Litri y su mujer tuvieron que defenderse en los tribunales después de que María Lapiedra dijera cosas en las revistas. Carolina lo consideró un burdo montaje y salió en defensa de su esposo. Ganaron a la actriz porno, que fue condenada, y aquellas turbulencias en el núcleo del imperio del perfume y la moda no provocaron ninguna brecha importante en el matrimonio. 

Ocho años más tarde sin embargo han roto, pero no consta que hayan iniciado los trámites de divorcio. Eso que se ahorrarían en abogados. La fortuna que algún día heredará Carolina se cifra en torno a los 300 millones de euros, mientras que los negocios inmobiliarios de Miguel se estiman en al menos 100 millones. Con patrimonios así se pueden hacer acallar rumores y crearlos si es menester... Litri ya ha demostrado en alguna ocasión que es un hombre con relaciones de ida y vuelta, pero durante el tiempo que ha pasado desde que se separó no ha andado llorando por las esquinas.

Junio de 2004: la portada de Hola recoge esta imagen de Carolina Herrera madre, a su lado su esposo y padrino de la ceremonia, Reinaldo Herrera, junto a Carolina hija, Miguel Báez Spínola, su madre y madrina, Conchita Spínola y Miguel Báez, Litri, padres del novio. 14 años, después, la noticia en la portada de Hola es que están juntos por un día. 

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin