Actualidad

Arantxa Sánchez Vicario asegura que Josep Santacana no quiere ver a sus hijos

La extenista y el empresario siguen en pie de guerra tras anunciar su divorcio el pasado 17 de febrero. Ahora, Arantxa Sánchez Vicario (46) ha asegurado que el empresario no quiere saber nada de los hijos que tienen en común.

Lo ha hecho a través de sus abogados, Maurice Jay Kutner y Ryan McCarthy: "El Sr. Santacana no quiere ser informado sobre el proceso de divorcio en Florida. Su objetivo es proteger el dinero que ha tomado de la señora Sánchez y no proporcionar ninguna información acerca de los activos. Esto es, obviamente, mucho más importante para él que tener, incluso, una mínima relación con sus propios hijos. No hay ningún obstáculo por parte de mi cliente para que el padre vea a los niños", han declarado a Corazón. "Me gustaría saber a quién está hablando el señor Santacana sobre su incapacidad para ver a sus hijos. El hecho es que se ha abstenido, de manera voluntaria y deliberadamente, de tener cualquier contacto con ellos desde el 11 de febrero". 

La revista Corazón se ha puesto en contacto con el entorno de Josep Santacana y éste ha negado dichas informaciones, asegurando que es la extenista la que no le permite ver a sus hijos: "El día del cumpleaños de la niña, Josep pudo hablar con su hija. Sin embargo, Arantxa no permitió que hablara con su hijo. Luego, él acudió a casa, y ella denunció que había querido entrar a la fuerza, algo que Josep niega. Por esta razón, él ya no ha vuelto a buscar a sus hijos, por miedo a que le denuncien de nuevo", ha explicado la fuente cercana al empresario: "Arantxa apagó el móvil que él había regalado a sus hijos para hablar con ellos".

Aunque la noticia del divorcio de Arantxa y Josep se conoció el pasado 17 de febrero, al parecer ambos llevaban dos años haciendo vidas separadas en Miami. En ese tiempo, Josep siguió viendo a sus hijos, tal y como lo confirmaron sus propios abogados en la demanda de divorcio: "Durante estos dos años que llevan separados, los niños han estado conviviendo con los dos padres en un régimen compartido. Como ambos trabajan y viajan, se han ido apoyando mutuamente en la crianza de los hijos, Leo y Arantxa, en todos los aspectos, aunque en los últimos tiempos han aparecido desacuerdos entre las partes".

Asimismo, después de confirmar su separación, Josep Santacana confesó a Okdiario que estaba "bien y tranquilo, aunque apenado de no ver a mis hijos. La verdad es que tengo muchas ganas de verlos y los echo mucho de menos". Ahora, dos meses más tarde, parece que la guerra continúa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud