Actualidad

El príncipe Enrique se pone a dieta por orden de Meghan Markle

La actriz quiere que todo esté perfecto el día de su boda y eso incluye su físico y, por supuesto, el del novio. Por ello, Meghan Markle (36) le ha impuesto una estricta dieta a su futuro esposo que incluye quinoa, puré de verduras y abandonar uno de los peores hábitos del nieto de Isabel II: el tabaco.

Según el Daily Mail, el príncipe Enrique (33) está tan enamorado que no ha podido negarse a los deseos de su prometida: "Ha comprado una batidora y la utilizan para hacer cremas de frutas y verduras", han asegurado fuentes cercanas a la pareja. Al parecer, la dieta ya está dando resultados pues el futuro novio, apasionado de la comida basura, ya ha perdido cuatro kilos.

Pero eso no es todo. Según el citado diario, Meghan ha logrado también que Enrique deje de fumar y reduzca al mínimo el consumo del alcohol. Además, ha contratado un entrenador personal y se levanta todos los días a las 7 de la mañana para hacer ejercicio.

Los británicos ya cuentan los días que faltan para el enlace real, que tendrá lugar el próximo 19 de mayo en en la capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. La boda tendrá 800 invitados entre los que destacan las Spice Girls, incluida Victoria Beckham, que acudirá con su marido David, y los compañeros de trabajo de Meghan, que protagonizaron con ella la serie Suits en los últimos siete años.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin