Actualidad

¿Qué fue de los primeros Grandes Hermanos? Este lunes se cumplen 18 años del inicio del reality

Hace 18 años comenzaba la primera edición de Gran Hermano. Los 14 participantes de aquel experimento sociológico se convirtieron en estrellas efímeras y las vidas de muchos cambiaron; otros retomaron el anonimato poco después del estallido de fama: cuotas de pantallas del 60 por ciento explican la explosión para quienes no recuerden aquel programa que cambió la televisión. Ahora que los realitys cumplen la mayoría de edad, ¿quieres saber qué ha sido de aquellas personas?

María José Galera. Sevilla. Camarera. Tenía 32 años, hoy ha llegado a los 50. 10 días en la casa. Primera expulsada de la historia de GH.

Hace poco ha vuelto a los platós de tv para contar su drama mexicano después. Cuando Jorge Berrocal, concursante de Gran Hermano que fue su pareja, decía aquello de '¿Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza?' no sabía la cantidad de pesadillas que le quedaban por vivir. La última, su vida en México donde su vida ha sido un calvario. La andaluza reapareció  después de una ausencia de cinco años, los que ha estado viviendo en México al lado de su nueva pareja: un horror en toda regla. Galera montó un club de pádel, en el que hicieron una fuerte inversión pero sus socios la traicionaron y en un viaje de visita a España le desmantelaron su casa de México por completo: acabó viviendo recluida en un cuarto junto a su novio. Contó que ha presenciado crímenes horribles, como "gente muerta por la calle a balazos". Esta situación le provocó un intenso miedo que derivó en una profunda depresión. Además, su situación económica llegó a ser insostenible.

En GH, su entrada, su romance con Jorge Berrocal, su salida, su pasado ... La sevillana María José Galera pasó de convertirse en una mujer anónima a la persona más famosa del país. Tras su salida de la casa se convirtió en personaje habitual de la prensa del corazón y exprimió hasta la saciedad su romance y ruptura con Jorge Berrocal. Grabó un disco (Dime la Verdad), se paseó por los platós durante años y se puede decir que inauguró las portadas en topless de las chicas de GH en Interviú.

Israel Pita. Orense. Opositor a la Xunta de Galicia. 26 años entonces. 24 días en la casa

Su particular acento, su romance con Silvia, su peculiar manera de bailar y sus gorros le convirtieron en uno de los personajes más queridos de aquella edición. Fue el único que salió expulsado sin enfrentarse a todos sus compañeros (¿recuerdan el famoso pacto que dinamitó las nominaciones?). Tras salir de la casa, presentó un programa musical y participó en Hotel Glam. Ahora es celador en un hospital de Málaga.

Silvia Casado. Málaga. Peluquera. 25 años entonces. 24 días en la casa

Se ganó la nominación por proteger a otra compañera de Ania de un complot del resto de sus compañeros y decidió abandonar al grito de 'pues nos vamos los dos' cuando la audiencia expulsó a Israel, con el que había iniciado una relación sentimental. Tras salir de GH ambos tuvieron un hijo pero ya estaban separados cuando nació. Ha retomado su carrera como peluquera y ahora es estilista de novias en Málaga.

Nacho Rodríguez. Salamanca. Médico. 28 años entonces. 28 días en la casa

En el primer gran hermano había estudios superiores y Nacho Rodríguez, salmantino de 28 años, entraba en la casa con la carrera de medicina. Sigue ejerciendo y es un reconocido radioncólogo. En GH se enamoró perdidamente de Vanessa y la conquistó. Sigue casado con ella y han tenido dos hijos. Tuvo que abandonar el concurso por la muerte de su padre. 

Jorge Berrocal. Zaragoza. Militar. 25 años entonces. 29 días en la casa

Su historia de amor con María José Galera tuvo a España en vilo. Su paso por el programa dejó momentos memorables como su petición de matrimonio a su amada o su cabreo tras su expulsión de la sevillana con aquel histórico 'quién me pone la pierna encima'. No pudo soportar la ausencia de su prometida y abandonó el programa para estar con ella. No duraron ni un año y su ruptura estuvo marcada por las exclusivas y los reproches. Se casó hace dos años y vive en Málaga. Trabaja en redes sociales y como redactor de un portal de cómics.

Vanessa Pascual. Navarra. Panadera. 19 años entonces. 38 días en la casa

Se convirtió en la mala de su edición por soltar un inocente jódete. Realmente era "jo-de-te", con separación silábica. Era la benjamina de su edición y antes de GH trabajaba como panadera. En el concurso conoció a Nacho, con el que sigue, tras estos 18 años años. Tienen  dos hijos. Ha trabajado como interiorista, ha regentado una boutique y ahora trabaja en el Hospital de Gran Canaria.

Mónica Ruiz. Mallorca. Azafata de barco. 25 años, entonces. 14 días en la casa

Entró llena de ilusión como reserva tras el abandono de Silvia, y salió entre lágrimas después de que Interviú publicase su pasado señalándola como prostituta, como habían hecho con María José Galera. Una vez que pasó toda la vorágine del programa retomó su carrera como azafata de barco y consiguió que la revista le indemnizase por daños morales. Sigue viviendo en Palma de Mallorca alejada de la fama y los medios.

Marina Díez. Madrid. Teleoperadora. 23 Años entonces. 52 días en la casa

Marina Díez fue de las más discretas tanto dentro como fuera de la casa. Entró siendo una teleoperadora recién casada. En la casa mantuvo una estrecha amistad con Vanessa y sobre todo con Jorge Berrocal, con la que no tenía feeling, sino "simbiosis" (en palabras del propio concursante). Tras salir de la casa se divorció, se mudó a Benidorm y la crisis le golpeó: en 2012 acudió un plató a contar que estaba en la ruina.

Íñigo González. Ceuta. Estudiante. 23 Años entonces. 35 días en la casa

Entró como reserva pero se convirtió en uno de los concursantes más recordados del programa: su polo verde y sus torpezas físicas, como hurgarse la nariz, marcaron sus 35 días en la casa. Ha estudiado filología, periodismo y ahora ejerce de profesor de Inglés y Lengua española. Comenta todos los realities en su cuenta de Twitter.

Mabel Garrido. Cuenca. Auxiliar de Enfermería. 34 años entonces. 28 días en la casa

Tras la marcha de Mónica, entró en el programa Mabel, que encuadraba en un perfil muy familiar. Madre de familia numerosa, se ganó el apodo de Sor Mabel y sus vídeos iban acompañados de las tonadillas de María Ostiz. (un pueblo es, un pueblo es, un pueblo es). Tras su paso por el programa se divorció, posó en desnuda en Interviú y buscó a su madre biológica. Ahora vive en Cuenca y no quiere saber nada de los medios.

Koldo Sagastizábal. País Vasco. Estudiante. 21 años entonces. 56 días en la casa

Koldo fue reserva pero casi se cuela en la final. Era el intenso del grupo y aseguraba que tenía sueños kafkianos para desconcierto de sus compañeros. El joven guipuzcoano estudiaba Ciencias Políticas y tras su salida del concurso volvió al anonimato.

Iván Armesto. Asturias. Guía turístico. 34 años entonces. 90 días en la casa.

Asturiano buscavidas, aguantó como un jabato hasta el final del concurso, del que salió como tercer finalista. Durante el concurso se coronó como el Padrino de la mafia y mantuvo una relación estrecha de amistad con Ismael Beiro, el 'Pisha, que se mantiene hoy. Tras su participación en el programa comenzó como tertuliano hasta que volvió a su tierra natal para montar una agencia de azafatas y de casting. El negocio comenzó a crecer y ahora cuenta con la agencia de figuración más importante de España.

Ania Iglesias. Valladolid. Modelo. 29 años entonces. 90 días en la casa

La trayectoria de Ania abarcó un arco emocional amplio. Padecía aerofagia, y sus ventosidades en la casa son el momento más escatológico que ha trascendido en la historia del concurso. Pero luego, cuando salió, llegó a desfilar con Ava Sannum, la que fue novia de Felipe de Borbón. Durante los 90 días del concurso supo aprovechar la oportunidad y ahora tiene una agencia de modelos, comunicación y eventos.

Ismael Beiro. Cádiz. Estudiante. 25 años entonces. 90 días en la casa

El Pisha ganó el primer Gran Hermano.  Su salero gaditano, su atractivo surfero y la impagable amistad de Iván Armesto, el inteligentísimo asturiano con el que formó la Mafía,  lo convirtieron en la estrella absoluta, aunque probablemente fue menos mediático que María José Galera, la primera expulsada. Ha sido tertuliano, participante de otros realities, actor y ahora ejerce de monologuista. Salió vivo de un gravísimo accidente y hoy es padre de una niña de dos meses llamada Aurora.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin