elEconomista.es

Los Verdasco cierran uno de sus emblemáticos restaurantes

23/04/2018 - 11:30

La familia del tenista ha tomado una dura decisión empresarial: deshacerse de uno de sus locales más emblemáticos, La Rayúa de Majadahonda, famoso por el cocido que tanto la madre como la hermana de Fernando Verdasco servían en persona. ¿El motivo? Los números no cuadran y temen que arrastre su imperio hostelero.

Mientras el marido de Ana Boyer conquistaba los circuitos tenísticos (o al menos lo intentaba), su familia hacía lo propio con los estómagos de los madrileños, famosos y anónimos, con un cocido que era uno de los mejores de la región. Lo hacían en La Rayúa, un local que ha traspasado por problemas económicos, según afirma Semana. Al parecer, los números no cuadraban y la familia no ha querido arriesgar su imperio hostelero, formado por tres restaurantes más: La Rayúa de Malasaña, El café de Chinitas y La Bola. El local ha sido traspasado a una persona que ya pagó una cantidad considerable para asegurarse el acuerdo.

Parece que no sólo los números han sido los causantes de esta decisión. Hace ya unos meses que la madre de Verdasco, Olga, cambió la cocina por la belleza abriendo un exclusivo centro en Majadahonda, para el que ha realizado una importante inversión económica. Se trata de un centro familiar e íntimo, donde las clientas pueden tomar té o café mientras charlan y disfrutan de bonitos jardines y que cuenta con el asesoramiento de la esteticista de los Beckham o de Alejandro Sanz, entre otros. Isabel Preysler, consuegra de Olga Verdasco, ha sido su primera clienta VIP.







Comentarios 0