Actualidad

Charlize Theron engordó 23 kilos para su última película y tenemos las imágenes

La actriz mantuvo una dieta hipercalórica durante varios meses para dar vida a una madre deprimida, pero lo más difícil no fue ganar el peso (hasta 23 kilos) sino mantenerlo: "Comía macarrones con queso de madrugada", ha contado.

Comida basura, bebidas azucaradas y macarrones con queso de madrugada. Ésa fue la dieta que siguió Charlize Theron (43) para interpretar a Marlon, una madre de tres hijos entrada en carnes en la película Tully, que aún no ha llegado a los cines. El papel exigía que la sudafricana aumentara de peso y lo hizo, nada más y nada menos que 23 kilos: "Quería sentir lo que sentía esta mujer y creo que ésa era una forma de acercarme a ella y entrar en esa mentalidad", ha confesado Theron a Entertainment Tonight. "Fue una gran sorpresa para mí. Por primera vez en mi vida comía mucha comida procesada y bebía demasiada azúcar y eso me generó una gran depresión. No fue tan divertido".

La ex de Sean Penn desveló que comer se convirtió en parte de su trabajo y que incluso se despertaba de madrugada para hacerlo: "Recuerdo tener que configurar mi alarma en el medio de la noche para mantener el peso. Me despertaba literalmente a las 2 de la mañana y tomaba una taza de macarrones con queso". El aumento de peso fue tan alarmante que incluso sus dos hijos, Jackson y August, de 6 y 2 años, pensaron que estaba embarazada.

Pero si alcanzar el peso exigido fue complicado, más difícil resultó aún perderlo: "Tardé un año y medio y estaba preocupada, me parecía mucho tiempo, pero el médico me repetía que un cuerpo de 20 años es diferente al de uno de 40", ha asegurado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin