Actualidad

Cuenta atrás para la boda de Meghan Markle y el príncipe Enrique: todos los detalles del enlace real

La actriz y el menor de los hijos de Carlos de Gales pasarán por el altar el próximo 19 de mayo. Desde que anunciaron su compromiso, el pasado 27 de noviembre, son muchos los rumores que han circulado entorno al enlace. A un mes de la boda, recopilamos todos los detalles que se conocen hasta la fecha.

Lugar, hora y arzobispo

El matrimonio de Enrique de Inglaterra (33) y Meghan Markle (36) tendrá lugar en la capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor a las 12:00 a.m. El templo es de estilo gótico y fue construido en el siglo XV. Tiene capacidad para 800 personas, con lo que la ceremonia será discreta, teniendo en cuenta que en la abadía de Westminster puede albergar hasta 2.000 personas. Precisamente, en el ala baja del castillo de Windsor pasan largas temporadas la reina Isabel II y el duque de Edimburgo. Oficiará la ceremonia el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, pero el encargado de presidir el servicio religioso será David Conner, el guía espiritual de Windsor.

Paseo en carruaje

Una vez casados, sobre las 13.00 horas, la pareja hará el tradicional recorrido nupcial en carruaje para recibir el cariño de los británicos y turistas congregados. La caravana saldrá de Windsor y recorrerá las calles de Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road y Long Walk para regresar de nuevo al castillo.

Preparativos: té y bautizo

El camino de Meghan para poder llegar al altar y casarse con el hermano de Guillermo de Inglaterra no ha sido sencillo. En primer lugar, la prometida del príncipe Enrique aprendió cómo tomarse el té correctamente antes de asistir a su primera cita con la Reina de Inglaterra para que aprobase su compromiso. Para ello, Meghan visitó el Rose Tree Cottage, un salón de té a las afueras de Los Ángeles, según la nueva biografía que se ha publicado sobre la actriz, escrita por Andrew Moston, bajo el título Una princesa de Hollywood.

Asimismo, Meghan, educada en el protestantismo, se ha convertido al anglicanismo. Según Sunday Times, Markle fue bautizada y confirmada como anglicana en una ceremonia oficiada por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, en Kensington Palace, el pasado mes de marzo.

El enlace aportará 564 millones de euros a Inglaterra

Los gastos de la boda, entre ellos los relativos al servicio religioso, la música, la decoración floral y la recepción, los pagará la familia real británica, tal y como anunció un portavoz del Palacio de Kensington en noviembre.

No obstante, los beneficios de la boda serán para todo el país. Gran parte de los 564 millones que prevén ganar vendrán del turismo y de la venta de merchandising (tazas, bolígrafos, carteles...) Según los expertos, los beneficios favorecerán sobre todo a Windsor, puesto que es en el castillo de esta localidad al oeste de Londres donde Enrique de Inglaterra y Meghan celebrarán el banquete.

El merchandising de la boda

El país entero se prepara para la boda real británica y prueba de ello es que las tiendas de regalos de Oxford Street se llenan de objetos para celebrarlo. Con el motivo del enlace, los comercios del palacio de Buckingham y de otras residencias reales han sacado una porcelana conmemorativa oficial fabricada a mano, compuesta por un plato, una jarra de cerveza, un pastillero y dos tazas de café. Además, en el centro del diseño aparecen las iniciales de los novios en letras doradas, unidas con un lazo blanco y con la corona del príncipe en la parte superior.

La novia ofrecerá un discurso

En enero, el periódico The Sunday Times anunció que la prometida del príncipe Enrique quiere ofrecer un discurso en la recepción que se celebrará tras la boda en el castillo de Windsor. Ante unos 800 invitados, Meghan pretende rendir un homenaje a quien ya será su marido y mostrar su agradecimiento a la reina Isabel por aceptarla en la familia.

Los padrinos de la boda

Por otra parte, sigue sin conocerse quién será el padrino de la boda más esperada de 2018 en Inglaterra, aunque todos los medios británicos apuestan a que el elegido será el hermano mayor de Enrique, el príncipe Guillermo.

Las invitaciones de la boda

Las tarjetas fueron impresas por Barnard y Westwood, la empresa encargada de las invitaciones de boda de la Familia Real desde 1985, y están realizadas con tinta estadounidense y papel inglés. Son completamente artesanales y siguen la tradición de la Familia Real, que existe desde hace muchos años e incluyen el sello de tres plumas del príncipe de Gales en tinta dorada.

Invitados ilustres

La boda real tendrá 800 invitados. Entre ellos no se encuentran ni el presidente Donald Trump ni el ex presidente Barack Obama. Tampoco la primera ministra británica Theresa May, una ausencia que ha sorprendido mucho en el país. En la lista sí están invitadas las Spice Girls, incluida Victoria Beckham, que acudirá con su marido David, y los compañeros de trabajo de Meghan, que protagonizaron con ella la serie Suits en los últimos siete años.

Meghan y Enrique también han invitado a personas que trabajan en las organizaciones benéficas en las que ellos colaboran y a varios supervivientes del ataque terrorista en el concierto de Manchester.

Los hermanastros de Markle, Samantha Grant y Tom Markle Jr, no están invitados, tal y como confirmó Grant a la prensa británica hace unos días: "Ha invitado a personas que le son completamente ajenas y desconocidas y, en cambio, no ha invitado a su familia".

No firmarán acuerdo prenupcial

El nieto de la reina Isabel II está enamorado y confía en su pareja tanto que se ha negado a firmar el acuerdo en el que no sólo se fijan las condiciones económicas en caso de divorcio, sino que también se dice en manos de quién queda la custodia de los posibles futuros hijos, según explicó una fuente a Daily Mail el pasado marzo.

Fotógrafo

El Palacio de Kensington anunció el 13 de abril que el encargado de inmortalizar a los novios el día de su enlace será Alexi Lubormirski, un prestigioso fotógrafo que ya les realizó las fotografías para su primer posado oficial como prometidos, en diciembre.

Vestido y protocolo

Todo apunta a que el vestido que lucirá Meghan Markle será un diseño de Jenny Packham, aunque en los últimos días también se ha publicado que la firma elegida por la novia habría sido Erdem.

Por otro lado, según explica el diario americano The Evening Standard, todas las invitadas a una boda anglicana deben cubrir sus cabezas dentro de la iglesia; es decir, deben llevar sombrero.

Luna de miel

Según medios británicos, el príncipe Enrique y Meghan volarán hasta el continente africano para disfrutar de sus primeros días como marido y mujer. En concreto, han escogido Namibia y se alojarán en diferentes lugares para conservar su privacidad. Uno de los sitios escogidos por los novios ha sido Meno a Kwena, donde disfrutarán de un safari y de unas vistas espectaculares en plena naturaleza. El resort de lujo, respetuoso con el medio ambiente, cuesta 500 dólares por persona y noche.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin