elEconomista.es

Fernando Torres se va pero sus negocios permanecen

10/04/2018 - 17:15

El futbolista del Atlético de Madrid anunció este lunes su marcha del club rojiblanco a la finalización de la presente temporada. El mítico 9 español dejará tras de sí una historia de éxitos en el equipo de sus amores y buscará una nueva aventura lejos de nuestras fronteras: China y Estados Unidos son sus alternativas. Aunque él se marche, sus negocios permanecerán en Madrid.

A lo largo de su carrera, Fernando Torres ha cosechado múltiples triunfos que le han convertido en uno de los mejores delanteros españoles de la historia. El éxito en terreno de juego se ha extendido también al ámbito empresarial, donde se ha mostrado como una persona capaz de administrar su enorme fortuna: en 2013 ocupaba el puesto 25 en la lista de los 50 futbolistas más ricos, según el portal Goal.

En la actualidad y con un salario de 3,5 millones de euros, Torres participa en dos empresas. La primera fue fundada en 2002 bajo el nombre de Fernando 9 Torres. Según cuenta El Mundo, la sociedad se encarga de gestionar tanto sus derechos de imagen como su patrimonio inmobiliario. En las últimas cuentas presentadas mostraba un activo de 9,7 millones de euros y un beneficio de 424.000. Mientras que Fernando posee el 98% de las acciones, sus padres, Flora y José, custodian el otro 2%.

La historia de Torres es imposible de entender sin la figura de Olalla Domínguez, su mujer y madre de sus tres hijos, Leo, Nora y Elsa. Desde que se conocieron hace 15 años lo comparten todo, también en los negocios. Y es que Olalla, que se casó con el futbolista en junio de 2009, figura como presidenta de New Fitness Group SL, una sociedad creada en 2012. Tres años después, la empresa inauguró un gimnasio llamado Nine Fitness, en Madrid, a escasos kilómetros del Vicente Calderón.

La compañía maneja un activo de 1,9 millones de euros y reportó un beneficio de 182.589 euros en 2016. Se encuentran en pleno plan de expansión tras haber abierto una nueva sede en Pinto y a unos meses de inaugurar un nuevo gimnasio en el centro comercial El Deleite, en Aranjuez.

Mientras que sus negocios transcurren con normalidad, Fernando y Olalla, junto a sus hijos, preparan las maletas para comenzar una nueva aventura a miles de kilómetros de España con la intención de regresar a Madrid cuando Fernando cuelgue las botas.







Comentarios 0