Actualidad

Kiko Rivera, multado con 12.000 euros por su plantón a una discoteca

El hijo de Isabel Pantoja vuelve a verse las caras con la justicia después de que el dueño de una discoteca de Alicante le haya demandado por incumplimiento de contrato. El DJ se comprometió a hacer un bolo en la sala pero no acudió a la cita porque, supuestamente, estaba enfermo.

Kiko Rivera (34) ha sufrido un nuevo revés por su presunta falta de formalidad en el trabajo. La historia nos retrotrae a noviembre de 2015 cuando, tras firmar un contrato con el empresario por el que se comprometía a asistir a la discoteca, el DJ dejó a todos plantados. A pesar de que aseguró que estaba indispuesto, el jefe de la sala no terminó de creérselo e interpuso una demanda contra él en marzo de 2016. 

Pero la cuestión no queda ahí. El hijo de la tonadillera tampoco se presentó a la audiencia previa en el juzgado. El marido de Irene Rosales justificó así su ausencia: "Estaba esperando a ser llamado en el pasillo de la primera planta del juzgado y no escuché la llamada", dijo.

Con todo, Kiko deberá hacer frente a una multa de 12.000 euros por incumplimiento de contrato. No obstante, la decisión no es firme y Rivera tiene 20 días para apelar, tal y como ha afirmado su abogada: "Las notificaciones se las mandaban a un domicilio en el que no vivía". 

A pesar de este varapalo, Kiko está viviendo uno de los momentos más felices de su vida. El pasado mes de febrero nacía Carlota, su segunda hija, fruto de su matrimonio con Irene Rosales, y hace unos días su hermano Cayetano Rivera le hizo de nuevo de tío con el nacimiento de su primogénito, Cayetano. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin