Actualidad

El ex ministro Manuel Pimentel no sabía que Alonso Guerrero era el ex marido de Letizia cuando editó su novela

Hasta el lunes día 12 de marzo no estará en las librerías El amor de Penny Robinson, la novela firmada por el profesor Alonso Guerrero, primer marido de Letizia Ortiz, hoy reina de España. Pero la expectación es máxima y se hacen muchas conjeturas sobre por qué lanzar ahora una historia de ficción, con mucho de autobiográfica, sobre la vida de un hombre corriente que llega a ser personaje por el hecho de haber estado casado con la mujer que se convertiría en reina de España. Es el resumen que adelanta la editorial Almuzara, quien publica la novela.

Pero muchos van más allá y se preguntan por qué Alonso Guerrero, un escritor que ha rechazado fortunas por hablar o escribir de su matrimonio con Letizia, y del que se ha llegado a decir incluso que estaba pagado por la Casa Real para que no hablara jamás de la que fue su esposa, se decide ahora a relatar, del modo que sea, aquella etapa de su vida aunque lo haga como una metáfora.

También es posible que la realidad sea mucho más sencilla que todas las especulaciones y el escritor sólo haga ficción de la parte de su historia que no moleste a nadie. Parece cierto que Alonso Guerrero ha estado callado desde hace 13 años porque es un caballero y no porque hayan pagado su silencio. Posiblemente no le habrían consentido un relato escandaloso que pudiera dañar la imagen de la monarquía.

También parece casualidad que el propietario de la editorial Almuzara sea Manuel Pimentel, el ministro más joven del primer gobierno de José María Aznar, quien tuvo la decencia de dimitir de su cargo por las irregularidades de uno de sus colaboradores. Nada tiene que ver su anterior militancia en la política para que sea el editor del libro, aseguran personas cercanas al ex ministro.

El mismo Manuel Pimentel nos explica que es editor desde hace 14 años pero no se ocupa de contratar a los autores y no tenía ni idea de quién era Alonso Guerrero, ni sabía nada del libro ni ha recibido llamadas o presiones para que no saliera a la luz. Es el director de la editorial quien se ocupa de elegir los autores y las obras que van a publicarse. "Son las agencias literarias las que nos ofrecen sus productos", cuenta el portavoz de la editorial Almuzara. "Nosotros elegimos entre las propuestas que nos hacen los agentes de los escritores y decimos sí o no cuando examinamos los textos".

Nadie nos confirma en cambio si las grandes casas editoriales como Planeta han recibido la oferta de publicar esta historia y no han tenido el valor de desafiar a la Casa Real con un libro, cuanto menos, incómodo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments