elEconomista.es

Yeray Álvarez: la historia de amor y valentía del jugador del Athletic de Bilbao que venció al cáncer

6/02/2018 - 10:07

El pasado 24 de enero cumplió 23 años pero desde niño, Yeray siempre soñó con jugar en el Athletic, el club de su vida. El sueño se hizo realidad en el verano de 2016, cuando consiguió un puesto en el primer equipo. Su debut con el conjunto bilbaíno llegaría el 15 de septiembre de ese mismo año. Pero la felicidad dejó paso al desconcierto tres meses después: fue diagnosticado de cáncer. Ahí empezó el partido más importante de su vida, ése que ha jugado junto a su familia y, en especial, al lado de su novia, Eneritz, a quien conoció meses antes y que ha ido su gran apoyo.

La historia comienza el 8 de octubre de 2016. Yeray conoce a Eneritz y se enamoran. Ella, que trabajaba en una conocida discoteca de Bilbao, anuncia su romance con el futbolista el 31 de octubre al publicar una imagen de ambos en Instagram. Desde ese día y hasta ahora, ella será el brazo en el que se ha apoyado Yeray.

Tras unos meses de incipiente amor y muestras de cariño en las redes, el 23 de diciembre llega la mala noticia: al defensa del Athletic se le detecta un tumor en su testículo derecho. La novia del central responde en las redes al publicar una fotografía de dos pequeños cachorros de león: "Si te caes... te levantaré. Si lloras... te haré reír. Y Si estás triste... te haré feliz... pase lo que pase siempre voy a estar a tu lado...", escribe la joven. A partir de entonces, los leones serán símbolo de su lucha.

Pese a lo duro del momento, Yeray se repuso a la enfermedad, apoyado por su familia, y se refugió en el fútbol, volviendo a los campos a finales de enero de 2017 y ayudando a su equipo hasta la época veraniega, momento en el que la vida le volvió a dar un vuelco.

Y es que los nubarrones volvieron cuando el defensa disfrutaba del gran premio de su convocatoria con la Selección Española sub-21 el pasado 13 de junio. El tumor se había reproducido y el jugador tenía que someterse a quimioterapia y abandonar la concentración de la selección. Una vez más, su novia fue una de las primeras en alzar la voz en Instagram: "Hoy ni nunca valió caerse... ni llorar... ni estar triste... hoy somos más fuertes que ayer... siempre a tu lado... te quiero más que a nada en el mundo", declaró. De nuevo, otra instantánea de dos leones, luchando ante la adversidad.

Yeray y Eneritz se enfrentaban a unos duros meses de tratamiento. No estaban solos. Además de la familia del defensa, sus compañeros de equipo demostraron su compromiso con él y dejaron para la historia un gesto muy especial: todos se raparon la cabeza al cero en señal de ánimo a su amigo.

La temporada comenzó y con ella regresó la lucha de Yeray contra el cáncer, una batalla que terminó por ganar a finales de 2017. En ese momento y fiel a la costumbre de la imagen de leones, la novia de Yeray agradece la actitud de lucha del futbolista: "Gracias a ti he aprendido a no rendirme nunca. Que nada es imposible. Y hoy, más que nunca, me siento inmensamente feliz por ti. Gracias por cruzarte en mi camino. Ojalá siempre. Te quiero". Es diciembre y el cáncer es casi historia.

Como si fuera un regalo de Reyes, Eneritz pronunció las palabras mágicas en el nuevo año, el pasado 7 de enero: "Hoy todo vuelve a la normalidad. Y estoy muy orgullosa de ti", dijo bajo una imagen de su chico entrenando.

Este pasado domingo, tras más de seis meses alejado de los terrenos de juego y jugando un partido contra la vida cada día, Yeray se volvió a calzar las botas y saltó al césped de Montilivi para enfrentarse al Girona. El Athletic perdió el partido, pero él había ganado su batalla: "Esto tiene que ser un ejemplo para todos. De esto se puede salir y qué mejor que demostrarlo aquí en el campo", declaró después el canterano, dejando para el recuerdo un ejemplo de superación y fuerza. Por muchos más partidos.







Comentarios 2

#1
06-02-2018 / 11:50
Isidro Castizo
Puntuación -12   A Favor   En Contra

Un relato conmovedor. Antes de que nadie derrame lágrimas, que piense si el hecho de que los dos sean rojos y/o nacionalistas cambia en algíºn sentido el relato; en caso afirmativo, el diagnóstico es claro: españolitis aguda.

#2
06-02-2018 / 12:37
RH
Puntuación -30   A Favor   En Contra

PERO LOS BASKOS Y LAS BASKAS NO TENíAN LA SANGRE PURA?