elEconomista.es

Julián Muñoz vuelve a pisar la calle tras el vídeo de las sevillanas: "Todo fue una trampa"

5/02/2018 - 15:54

Julián Muñoz vuelve a estar en la calle tras sus polémicas imágenes bailando sevillanas. Después de una semana en el Centro de Inserción Social de Algeciras, y cuando aún todo el mundo recuerda a esa señora rubia bailando con el exalcalde, el ex novio de Isabel Pantoja disfruta de un permiso hasta el próximo 12 de febrero, fecha en la que tendrá que volver de nuevo al centro.

El ex alcalde ha concedido una entrevista a Espejo Público que reproducimos:

¿Cómo ha sido su año con la pulsera telemática?

Un año tranquilo, fundamentalmente con mi familia intentando recuperarme tanto física como anímicamente. El problema es que por mis padecimientos circulatorios se me hincha bastante la pierna en cuyo tobillo tenía colocado el dispositivo.

Ha sido visto en distintos chiringuitos en la Costa del Sol. ¿Se ha pegado la vida padre como dicen?

En absoluto me he pegado la vida padre, mi vida es austera y sin ningún lujo, con mis hijos y mis nietos. Vivo de mi pensión exclusivamente.

¿Cómo se desarrolló aquella noche en la que le pillaron bailando flamenco?

Conocí a unas personas, me invitaron a un cumpleaños al día siguiente. Cenamos y pasamos a un local del mismo dueño. Allí pusieron unas sevillanas, me pidieron que bailara. Yo bailé, muy mal, como se ve. Sólo la primera, durante 30 seg. Me grabaron sin decirme nada, ni siquiera me di cuenta.

¿Fue una encerrona de alguien que conoce a Mayte Zaldívar?

Sin duda fue una encerrona. Mayte, por supuesto, no ha tenido nada que ver.

No cree que ese baile puede afectar a su estado de salud?

Mis enfermedades son por desgracia irreversibles. Desde luego que un baile de 30 segundos no puede afectar ni mucho ni poco.

Aparte de esa fiesta de Sevillana le cazaron en otra salida nocturna.

Salvo ese fin de semana, no he tenido ninguna salida nocturna en todo el año. De todas formas, fue un error, es un hecho aislado pero pido perdón porque puede parecer otra cosa.

¿Por qué cree que le han devuelto al CIS?

A día de hoy no lo sé, no infringí ninguna norma de cumplimiento. El 28 de diciembre la junta de tratamiento me mantuvo el tercer grado telemático y un mes después me lo quitan. Es evidente que desde esa fecha mis enfermedades no se han podido curar.

¿Se muere?

Espero que todavía no. Lo único que sé es que todos los médicos y forenses han dicho que mis enfermedades son graves e incurables y que mi pronóstico de vida es corto

¿Tiene derecho a disfrutar de la vida?

Tengo derecho simplemente a vivir, nunca me he escondido, pero es verdad que algunas de las pocas cosas que puedo hacer he tenido que dejarlas porque las reacciones ante cualquier imagen o vídeo son completamente desmesuradas

¿Cómo es su vida en el centro de Algeciras?

Como las de cualquier otro preso y con las mismas normas. Me levanto a las 8.30 desayuno, enfermería, limpieza y gimnasio. Después a la biblioteca donde escribo y leo. Estoy leyendo El Soborno, de John Grisham

La mujer rubia, a la que muchos señalan como chivata e instigadora de la escena que ha acabado con el ex edil en el CIS, fue compañera de celda de Mayte Zaldívar. Cuando Julián Muñoz la llamó, le dijo que se esperaba eso de ella. Rocío Jiménez niega las acusaciones o al menos eso le dijo a su amigo cuando la llamó: "¿Cómo puedes pensar eso de mí, Julián, sabiendo que yo soy tu amiga, yo no haría eso, y tú sabes la vez que me propusieron eso y no lo hice, yo no soy de ésas, yo soy amiga de mis amigas", relata ella "Le cogí del brazo y bailamos un segundo, nada más, y alguien nos hizo fotos cuando nos abrazábamos, pero yo no tengo nada que ver", declara esta mujer quien, no solo dice que no le ha traicionado, sino que asegura que no ha tenido ninguna relación sentimental con Julián. "No me he acostado con él, jamás en la vida me he acostado con Julián. Siempre ha sido una amistad sana, bonita, siempre, pero nunca me he acostado con él. Me siento tan mal", insiste.

Decían que ella había intentado coquetear con él para convencerle de que fuera a su cumpleaños y de esa manera grabar estas imágenes y meter a Julián en prisión. Rocío Jiménez tiene 62 años y conoce a Julián Muñoz desde hace más de 25. Fue la novia del alcalde de Marbella que hubo antes de Gil, Francisco Parra.

De etnia gitana, "a mucha honra",  Rocío dice que a Julián le han gustado mucho siempre las gitanas, pero que ella no ha tenido nunca ninguna relación sentimental con él. Ella dice que no va a contar el delito por el que estaba condenada a prisión. Pero admite que cuando Mayte llegó a la cárcel, ella ya estaba y la acogió porque eran amigas desde hace mucho tiempo, pero que ha guardado en todo momento todos los secretos de Mayte Zaldívar. También afirma que la han ofrecido mucho dinero y no ha ido a ninguna televisión. Fuentes de la policía marbellí apuntan a que Rocío fue a prisión tras ser condenada por un delito relacionado con la salud pública, o sea, estupefacientes. Sin embargo, parece ser que está reinsertada. Cuando salió de prisión le pidió ayuda a un amigo que la dio trabajo como camarera en el bar Trafalgar, el escenario en el que Julián bailó esas sevillanas

Julián no va a ese bar por la camarera, va a esa bar porque hay una chica venezolana impresionante que se llama Lis, erasu cumpleñaos quien le se acerca dos días antes a Julián en el gimnasio y le pide salir a cenar. Consciente de que ha sido víctima de una encerrona, el ex alcalde de Marbella ignora si la 'topa' fue la camarera o la venezolana. Pero tiene claro que fue una trampa.

Indignado y abochornado, porque no entiende por qué le han obligado a entrar en el Centro de Reinserción Social (CIS) cuando en su opinión no ha roto ninguna norma de cumplimiento penitenciario porque según argumenta el fin de semana puede hacer lo que quiera. "Le hemos metido por mal uso telemático", explican desde Instituciones Penitenciarias. Otras fuentes afirman que le encerraron en el CIS "por estética, por imagen y por llevar una vida ajena a un enfermo terminal".







Comentarios 0