Actualidad

Estefanía de Mónaco se enfrenta a los animalistas

La princesa ha emprendido una cruzada personal en contra de los defensores de los animales y eso que ella es una gran amante de los mismos. ¿La razón? No está de acuerdo con prohibir los circos con animales y está dispuesta a impedirlo incluso recurriendo a la UNESCO.

Según ha declarado la propia Estefanía de Mónaco (52), hay que "conservar la tradición ya que no a todos los animales de circo se les maltrata". Además, cree que los únicos que están en contra de este tipo de espectáculos son "una minoría, que está llevando las cosas demasiado lejos". Actualmente son ya 18 los países de la Unión Europea (Mónaco no es miembro oficial) los que prohíben o limitan severamente la participación de animales salvajes en estos espectáculos. El Reino Unido también está estudiando tomar esta medida y en España ya son más de 300 los ayuntamientos que no aceptan espectáculos de circo con animales en sus territorios.

La princesa Estefanía es una gran amante de los animales, de hecho tiene adoptados dos elefantes, pero también una firme defensora del circo tradicional. Es la cara más visible del Festival Internacional de Circo de Montecarlo, que su padre inauguró por primera vez en 1974. La hermana de Carolina y Alberto recorrió media Europa en una caravana durante su noviazgo con el suizo Franco Knie, domador y dueño de un circo. Una relación que duró dos años y a la que sucedió una boda con un acróbata de circo portugués, Adans Peres.

En su lucha, la hija de los fallecido Rainiero y Grace Kelly ha enviado una petición formal a la UNESCO, aunque no parece posible que le den la razón, ya que para la organización de la ONU, cualquier atisbo de crueldad animal choca con los derechos de los animales que defienden desde Naciones Unidas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin