Actualidad

Melania Trump pide un cuadro de Van Gogh al Guggenheim y le ofrecen un váter de oro

La primera dama desea decorar su estancia privada de la Casa Blanca. Para ello, Donald Trump y su mujer han solicitado al museo Guggenheim de Nueva York que les prestara el cuadro Landscape with Snow (Paysage enneigé), creada por el pintor holandés Vincent van Gogh en 1888. Sin embargo, sus deseos no han sido satisfechos y la institución ha rechazado su solicitud, ofreciéndoles en su lugar un váter de oro, obra de Maurizio Cattelan, en lo se ha interpretado como una sátira del mundo del arte a la riqueza del presidente y su esposa.

Desde el museo Guggenheim han justificado su "no" alegando que la obra de Van Gogh, que retrata a un hombre con un sombrero negro andando con su perro por un camino de Arles, en el sur de Francia, será trasladada al Guggenheim de Bilbao.

"Muchas gracias por su interés. (...). Nos agrada que estén interesados en demostrar su apoyo por el arte al enseñar los tesoros de las instituciones culturales nacionales. Siento, sin embargo, informarles que no podemos hacer posible este préstamo porque la pintura es parte de la Colección Thannhauser, la cual prohíbe su traslado excepto en las más raras ocasiones, y acabamos de recibir su permiso para su viaje a nuestra institución hermana en Bilbao, España, para una exposición", ha comunicado Nancy Spector, comisaria jefe del museo, a la Casa Blanca.

En su lugar, Spector, crítica con la gestión Trump, les ofrecía el majestuoso váter e incluso les invitaba a usarlo: "Un maravilloso trabajo del celebrado artista contemporáneo italiano, Maurizio Cattelan, se va a retirar de su exposición al público después de un año de instalación, y le gustaría ofrecerlo a la Casa Blanca por un préstamo de un año", señalaba. "Es un váter sólido de oro de 18 kilates instalado en uno de los baños públicos para su uso, el cual representa un maravilloso acto de generosidad", alegó.

La institución, además, prometía hacerse cargo de la colocación de la pieza, bautizada como América y un tanto polémica en el pasado: "Es, por supuesto, extremadamente valioso y algo frágil, pero facilitaríamos todas las instrucciones para su instalación y cuidado", explicaban desde el Guggenheim.

La petición de Melania y Donald no resulta extraña, ya que es tradición que los diferentes presidentes de Estados Unidos soliciten el préstamo de obras a los museos para decorar el despacho oval, la residencia de la familia y otras salas de la Casa Blanca, en lo que se ve como una forma de promocionar el arte en Estados Unidos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin