elEconomista.es

Sara Verdasco, tras sufrir el brutal atropello: "Ahora no puedo tener hijos"

25/01/2018 - 11:01

El 11 de enero de 2016 cambió por completo la vida de la hermana de Fernando Verdasco. La madrileña paseaba en bicicleta junto a su marido, Juan Carmona, hijo del guitarrista de Ketama, en Miami cuando fue atropellada por un vehículo. El impacto fue tan duro que, meses después, aún continúa en proceso de recuperación, según ha confesado ella misma en la fiesta de YO DONA.

"Esta mañana me he hecho otra resonancia. Ayer me dijeron que, a lo mejor, me tenían que operar otra vez, pero, al final, creo que no. Todavía sigo con la recuperación", confesaba Sara Verdasco a El Mundo al ser preguntada sobre su estado actual.

Gracias por cuidarme tanto... ???? @juancarmonaoficial #mencanta

Una publicación compartida de saraverdasco (@saraverdasco) el

Y es que el golpe sufrido le ha llevado a vivir uno de los años más duros de su vida, incluso precisando la ayuda de una silla de ruedas durante unos meses: "Me rompieron la pelvis por seis partes. Luego tuve un fuerte traumatismo en la cabeza y sufrí un infarto (cerebral) en el momento del accidente. Luego me salieron coágulos después y tuvieron que parar la rehabilitación... Va todo muy lento... Todavía sigo teniendo edemas en la pelvis... Todavía estoy en ello. Puedo estar de pie, pero muy poco tiempo. Tampoco puedo estar con tacones y estoy con pastilla... Pero estoy bien", aseguró.

Por suerte, Sara se ha apoyado en su familia en estos meses tan complicados: "Me he aferrado a que soy muy creyente y a mi familia. Mi familia me ha ayudado mucho. También tengo ayuda psicológica, que llevo un tiempo yendo al psicólogo. Tengo un trauma de todo lo que he sufrido... Con la ayuda de Dios y de mi familia, ahí sigo", explicó. También su marido ha estado a su lado cada día: "Él también ha sufrido mucho, porque vivió el accidente en primera persona. También ve mi evolución y mis altibajos. La verdad es que me ha demostrado mucho", alegó.

Debido al accidente, Sara no se plantea ser madre en un futuro cercano: "Hay planes pero hasta que yo no esté totalmente recuperada no... Mi pelvis ahora mismo no aguantaría un embarazo (...) Ahora no puedo tener hijos", desveló. Además de secuelas físicas, la hermana del tenista también tiene algunas psicológicas: "Sí. Además, esta mañana han atropellado a una persona delante mía. Ha sido horrible. Me ha dado un ataque de ansiedad. Ha sido horroroso. Tengo miedo a los coches... La psicóloga me está ayudando a quitarme el miedo... Pero es que cuando has sufrido una cosa tan fuerte...", dijo.

Pese a que el conductor del vehículo invadió la acera y que "no tenía carnet, ni seguro", el atropello no ha tenido consecuencias legales ni económicas: "Se subió con el coche a la acera, pero no ha pasado nada. No tenía carnet, no tenía seguro... Pero es insolvente... Sí, todo el mundo alucina. Mucha gente me dice: 'El dineral que habrás sacado'. Mentira. Ni un duro. Al revés, me ha costado a mí, porque él es pobre y tenía nada. No podía asumir ningún coste. Todo lo sanitario ha corrido a cuenta mía", se lamentaba.

Pese a todo, Sara mira la vida con optimismo, está muy feliz con su recuperación y más aún con la reciente boda que celebraron su hermano y su cuñada, Ana Boyer: "Fue una boda muy divertida. Lo pasamos muy bien y había muy buen rollo. Se nos quedó corta la semana", declaró, al tiempo que se mostró muy ilusionada por los futuros sobrinos que puedan darle y encantada con la familia Preysler: "Son muy cercanos, muy normales. Son muy buenas personas. Estamos encantados (...) Nos lo pasamos muy bien con Ana, con Tamara,... Todos hemos conectado muy bien desde el principio", sentenció.







Comentarios 0