Actualidad

Julián Muñoz baila sevillanas a las cinco de la madrugada en un pub de Marbella

El estado de salud del ex alcalde de Marbella ha mejorado tanto desde que no está en prisión que incluso disfruta de alguna que otra juerta hasta altas horas de la madrugada en Trafalgar, un pub situado en la urbanización privada de Calahonda donde se marcó unas sevillanas hace sólo unos días.

En los vídeos que ofrece El Español se puede ver a la ex pareja de Isabel Pantoja muy sonriente, bronceado y en una excelente forma física. Acompañado por un grupo de amigos, Julián Muñoz (69) baila unas sevillanas en Trafalgar, un bar frecuentado por turistas extranjeros donde pasa desapercibido y puede recuperar el tiempo perdido tras haber estado en prisión por cometer delito fiscal y prevaricación urbanística, entre otras muchas cosas. De hecho, esta misma semana ha sido condenado a seis meses más de cárcel más e inhabilitación de cargo público durante cinco años que se suman a los más de 20 años de condena en prisión que acumula por el otros delitos.

A punto de cumplir su segundo año en libertad, la imagen de Julián Muñoz dista mucho de la que aquel hombre enfermo y prácticamente incapacitado que suplicaba clemencia al Tribunal: "No me dejen morir en la cárcel". Sus abogados solicitaron el tercer grado apoyándose en informes médicos que le atribuían una enfermedad "grave e incurable" y a pesar de que la Fiscalía trató de evitarlo asegurando que "no es terminal", Julián abandonó la prisión de Alhaurín de la Torre.

Desde entonces, goza de una vida que es la envidia de sus amigos. Se le ve tomando el sol en las hamacas de un club privado marbellí, comiendo espetos en el paseo marítimo de San Pedro, acudiendo semanalmente a un salón de bronceado o practicando pádel con su grupo de amigos, además de hacer mancuernas y ejercicios para tonificar la caja torácica y mejorar su capacidad pulmonar.

Una situación privilegiada que ha molestado a los vecinos de Marbella, víctimas de sus trapicheos en su época de alcalde. La plataforma 'Marbella se queja' muestra decenas de denuncias por parte de los vecinos indignados con el tren de vida de Muñoz y que "no se creen la enfermedad, que ha tomado el pelo a la justicia", tal como ha asegurado uno de sus miembros, Diego Skalona.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud