Actualidad

Rania de Jordania se pasa con el botox y le da un disgusto a sus fans

La esposa de Abdalá II ha acudido este jueves al King Hussein Business Park para apoyar a los jóvenes emprendedores de su país y ha lucido una cara hinchada y unos ojos mucho más achinados de lo habitual. Parece que el botox y el ácido hialurónico han modificado su bellísimo rostro.

Rania de Jordania (47) ha dejado sorprendidos a sus seguidores con una imagen distinta a la que nos tenía acostumbrados. La reina ha visitado este jueves el Parque Empresarial Rey Hussein y ha demostrado que los retoques estéticos le han pasado factura. Su rostro luce más hinchado, los pómulos más algos, los ojos achinados y la expresión impertérrita, claras señales de que ha pasado por consulta hace poco para inyectarse botox y ácido hialurónico. Quizás el efecto sea temporal y en pocos días vuelva a lucir más natural.

Rania está considerada una de las mujeres más bellas y elegantes del mundo. En 1999 fue proclamada reina consorte, con 29 años, y ya había pasado por quirófano para realizarse una rinoplastia. Desde entonces se ha hecho pequeños retoques ambulatorios, pero parece que se le ha ido de las manos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin