elEconomista.es

La ex mujer de Gustavo González, víctima de su culebrón con María Lapiedra

18/12/2017 - 17:37

Los platós de Mediaset convierten con frecuencia a sus contertulios en protagonistas de las historias que se tratan. El último caso es el de Gustavo González, un reportero del mundo del corazón, no muy conocido para el gran público, y hasta la hace poco uno de los más discretos en los programas del género.

Los efectos colaterales de la exposición mediática de Gustavo y su amante, la actriz de cine porno María Lapiedra, pueden tener consecuencias catastróficas. Es el caso de Gustavo González y el fin de su matrimonio con la madre de sus cuatro hijos es un tema que es desde hace unos días se ha convertido en el culebrón de la semana.

El fotógrafo cayó en la trampa o en la tentación de confirmar frente a las cámaras una noticia adelantada en la revista Diez Minutos, y unos rumores que se venían comentando desde hace tiempo sobre si había sido infiel a su esposa con la independentista María Lapiedra, que dice estar por la secesión de Cataluña y ser licenciada en Filología Románica, con matrícula de honor. Lapiedra aspira a militar en la formación política de Joan Laporta, el ex presidente del Barça, de ideología independentista, con el que tuvo un tantarantán, dice que para dar celos al reportero Gustavo.

Parece que González no sólo tuvo una aventura pasajera con ella, sino que la cosa duró siete años. Mientras, Gustavo seguía felizmente casado en apariencia, a la vez que le prometía a su amante que iba a pedir el divorcio. En este tiempo, Lapiedra contrajo matrimonio con Marc, padre de sus dos hijas.

El reportero hizo pública entre lágrimas su intención de divorciarse mientras el tema ha adquirido proporciones que tal vez se le han ido de las manos. A continuación, Lapiedra daba su versión cara al público pasando del daño que podía hacer a la familia de Gustavo González, a sus cuatro hijos, a su mujer y al mismo tiempo a su propio marido, ridiculizado como "el consentidor" en los programas, y también a sus dos hijas. Todo eso a cambio de un talón.

Y la mujer del paparazzi, mientras tanto, sigue siendo la esposa que guarda silencio y sufre los efectos colaterales de esta historia. Ella es profesora de un conocido y muy prestigioso colegio de Madrid, uno de los centros educativos más prestigiosos y respetados de la capital, de donde han salido desde siempre, las élites políticas, sociales y económicas del país, desde ministros a banqueros.

El perjuicio que le puede ocasionar a esta profesional de la docencia y a sus hijos, uno de ellos menor de edad, la publicidad de su separación y el espectáculo que su marido y su manate dan en Mediaset, ¿podría llegar a costarle su empleo? Gustavo González está desolado por el daño que le ha hecho a su familia. Y dice que los que se aposten (¿sus compañeros de profesión?) en el entorno de su ex o de sus hijos para sacar imágenes de ellos se las verán con él. ¿Demasiado tarde?







Comentarios 6

#1
20-12-2017 / 12:56
NO CONSUMAS PRODUCTOS SEPARATISTAS
Puntuación 23   A Favor   En Contra

BOICOT A LAS P_TAS CATALANAS

#2
20-12-2017 / 13:02
capitan trueno
Puntuación 25   A Favor   En Contra

¡¡¡¡¡ que nivel el de estos personajillos !!! y encima independentista la fulana

#3
20-12-2017 / 13:27
javier
Puntuación 27   A Favor   En Contra

JAJAJAJAJA, Le pone los cuernos durante siete años a su mujer con un putón verbenero y ahora no quiere que le saquen fotos. Pues a joderse tocan.

#4
26-12-2017 / 12:42
Puntuación 8   A Favor   En Contra

madre mía.... todo por un talón¡¡¡¡¡¡ qué vergüenza de mujer

#5
27-12-2017 / 02:51
Puntuación 15   A Favor   En Contra

Lo mejor y más sensato que puede hacer la exmujer de Gustavo, es no entrar al trapo de este circo, no contactar con ningún periodista, ni mucho menos con la gentuza de Salvame y conservar el respeto, la dignidad y la categoría.....

#6
27-12-2017 / 02:53
Puntuación 8   A Favor   En Contra

Dudo mucho que esa tía sepa algo del independentismo.....no da para tanto la muchacha.