elEconomista.es

Vicky Martín Berrocal dice que Froilán tiene un punto canalla

13/12/2017 - 12:55

Esto se anima. Alba Díaz-Martín Berrocal (para entendernos) se incorpora a la banda de jóvenes despixeladas, por aquello de la mayoría de edad, como Tana Rivera o Andreíta Janeiro. La nueva cara en el escalafón del famoseo, desplaza en todas las revistas a la boda de Ana Boyer y Fernando Verdasco, demasiado lejana, demasiado publicitada, patrocinada en exceso y con una puesta en escena artificial y sin alma.

Hola

Alba llega ya famosa a su primer posado al descubierto y no sólo por sus ceébres padres, El Cordobés hijo y Vicky Martín Berrocal. Nada más pisar la fama, la chica ya viene con supuesto noviete incluido. Nada menos que Froilán Marichalar, un Borbón de pata negra, aunque un día se disparó en ella. Y como añadido, Froilán estaría alternando a esta monísima adolescente con la modelo Almudena Lapique, también de su pandi madrileña. Almu es miembro de la saga de las Caritinas, Carla, Cari, las Goyanes de toda la vida. Eso es estrenarse con la fama servida en bandeja. Vicky, futura, posible e hipotética consuegra de doña Elena, declara que el hijo de la infanta Elena tiene un puntito canalla que le encanta. De momento Alba y Froilán son únicamente compañeros de Universidad, pero esta historia no ha hecho más que empezar.

También hay savia nueva en el reportaje en torno al decorador sevillano Amaro Sánchez de Moya en su fiesta de Navidad. Hay famosos de última generación, además de Inés Sastre, la veterana del grupo, pero como viene poco por España, es como si fuera una novata más. El bodegón está formado por Willy Bárcenas y Antón Carreño, del grupo Taburete, el torero Julio Benítez, Paula Willems, Katy Sáinz, Beltrán Lozano, el modelo emparentado con el rey Felipe VI y la bloguera Paula Ordovás.

El padre de Meghan Markle aparece en una foto cruzando los dedos en un gesto que no sabemos si es de victoria o de amenaza. (En realidad no sabemos si está vivo o disecado, es un decir). A este antiguo técnico de iluminación en Hollywood le tocó la lotería en los años 90 y vive apartado de todo pero se lleva bien con su hija. El papá de la futura princesa tiene la nariz de Megan, un perfil que todas las inglesas reclaman estos días a los cirujanos del reino Unido. Un quirófano por el que no necesita pasar nuestra Begoña Villacís, la líder de Ciudadanos en la capital, tan parecida a Meghan Markle que igual tiene antepasados comunes.

El posado navideño de Juan José Padilla impone, con su parche en el hueco del ojo que un día perdió en un lance. El diestro cuenta que antes de dedicarse a los toros trabajó de panadero y con los primorosos bollitos que amasaba conquistó a su mujer. Dejó la panadería y ahora deja los ruedos, que ya está bien de cornadas y percances. Los toreros siempre lo dejan pero acaban volviendo.

Lecturas

Carlota Corredera y su mariachi Pelayín, Cristina y Natalia, los estilistas que trasforman a los participantes de Cámbiame, están en la cuerda floja. Y además Telecinco les está poniendo los cuernos preparando a escondidas otro programa del mismo género. ¿A quién le extrañan las bajas audiencias de Cámbiame, donde los aspirantes a mejorar su aspecto, acababan muchas veces convertidos en unos mamarrachos irreconocibles? En ocasiones resulta insoportable la arrogancia de estos presuntos expertos en moda, que no toleran ninguna desaprobación o critica de los participantes cuando por fin, se miran al espejo y ven los resultados del desastre. Alguna vez da la impresión de que el programa se burla o se ensaña con esos ingenuos que se dejan disfrazar por el trío y la presentadora, empeñados siempre en hacer llorar a familiares, amigos y al público que asiste a esa patética performance. No deja de ser el estilo de La Fábrica de la Tele, la misma productora de Sálvame, especialista en hacer espectáculo de las heridas, complejos y miserias humanas, aunque nunca nos cuentan las de los que extienden los cheques a los bufones.

Los caprichos de Las Campos en Nueva York y Miami, donde han grabado nuevos capítulos de su reality, tampoco son para escandalizarse. Que Terelu desayunaba dos veces dado que en Miami no hay porras y a ella no le va el muesli nos parece un capricho perfectamente asumible. Y si Terelu desafía las normas medioambientales del hotel, fumando en la habitación, es cosa suya. De todos modas, ella, cuyo compromiso contra el cáncer es innegable, debería ocultar ciertos vicios. Tampoco es pecado mortal que Teresa pidiera espárragos con mayonesa y dieta mediterránea para evitar las tentadoras hamburguesas que se llevan por allí y eligiera cenar en la habitación, cuando acababa el trabajo. ¿Hacía falta desvelar que a Teresa tuvieron que comprarle en la tienda de Victoria Secret de Nueva York, unas bragas negras talla L? Bueno, ¿y qué? A lo mejor es que trasparentaba el vestido que le tocaba llevar ese día y necesitaba ropa interior a juego.

Semana

El gasto anual de Letizia en ropa, merece la portada de Semana pero los 130.000 euros que la reina invierte en su vestuario, son una minucia comparado con el presupuesto del ropero de Melania Trump, la señora Macron, primera dama de Francia, o Máxima de Holanda, siempre vestidas de alta costura, bolsos y zapatos de marcas de lujo y joyas de miles de euros. Letizia, que no siempre acierta con sus estilismos (a veces parece que sale del plató de Cámbiame), viste muchas veces de Zara o Mango y en todo caso del pret á porter de firmas normalitas como Carolina Herrera, Adolfo Domínguez, que la vestía en sus tiempos del Telediario, o Hugo Boss. A la reina sólo le hace los modelos a medida Felipe Varela, cuyos precios no son comparables a un Chanel o Dior de alta costura, que pueden costar de 20.000 Euros para arriba. La revista destaca el vestido de Del Pozo. La reina apuesta cada vez más por los diseñadores españoles de más prestigio.

Impactantes fotos de Manolo Santana acompañadas de la información de su entorno, donde aseguran que el tenista está desorientado, que no se acuerda de nada y que según las imágenes parece perdido y caminando apoyado en quien le ayuda. Hace tiempo que se habla de la decadencia del ex de Mila Ximénez y del papel de Claudia, su última esposa, que parece tenerlo aislado del mundo, de la familia y de los amigos, quizá para mantener contra viento y marea el estatus que todavía representa Santana en Marbella, en el mundo del deporte y su impagable agenda con gente importante, como su amigo el rey don Juan Carlos.

Asombro y una lección de humildad: las fotos de Ortega Cano metiendo publicidad en los buzones de su barrio para promocionar la residencia canina que ha montado el torero. Le acompañan en la tarea sus hijos Gloria y José Fernando y su nietastra Rocío Flores. Ortega Cano cuenta en la revista que su hijo pequeño, José María, no tiene aficiones taurinas sino musicales. El niño además de jugar al fútbol canta toca la flauta y estudia piano con Rita Irasema, la hermana de Emilio Aragón y parte del inolvidable clan de los payasos Miliki y demás.

Georgina y Ronaldo dan rienda suelta a la Visa platino en las tiendas de lujo de la Milla de Oro de Madrid, las mismas donde ella era vendedora y conoció al jugador, cliente habitual de las boutiques más caras. Georgina es la nueva Cenicienta que ha convertido su sueño en realidad: gasta zapatos de Louboutin y cada día se parece más a Kim Kardasian.

Que Cristina Pedroche gana más que su mariodo Dabid Muñóz no nos extraña. Mientras el chef saca adelante su nuevo restaurante en Londres, Pedroche no para de hacer televisión, campañas de publicidad por las que podría cobrar hasta 100.000 Euros. Y más de un photocall al mes, a 3.000 euros por alfombra roja y fotos promocionales de los productos que le gustan. Por cada fotito Cristina se lleva hasta 5.000 euros.Y ahora se estrena en el cine junto a Santiago Segura, un papel que puede abrirle nuevas puertas y traerle más ingresos. "Recibo hasta cinco o seis ofertas de trabajo al día, declara Pedroche en Semana, para envidia de los casi cuatro millones de parados que hay en España.

Diez Minutos

Embarazada y en bikini, un lujo que pocas se pueden permitir. Eva González es una de ellas, y tres meses antes de que nazca su primer hijo pasea tripita por las playas del sur de California. Cayetano y Eva viajaron en jet privado desde México a este paraíso y se alojaron en el mejor hotel de la zona. Ellos sí que pueden.

Princesas y reinas en los Premios Nobel de Estocolmo. Las monarquías escandinavas, siempre clásicas y políticamente correctas, demuestran que la institución va a perdurar en aquellos países donde la realeza no saca los pies del tiesto ni se desmelena irresponsablemente.

Otra reina con futuro y un presente estupendos es Máxima de Holanda quien igual toca el tambor en el viaje oficial con su marido Guillermo a los territorios holandeses en el Caribe  que hace submarinismo solidario para defender la conservación del fondo marino de aquella islas.

Lucía Bosé reaparece después de ser acusada de quedarse con un dibujo de Picasso de su empleada doméstica de toda la vida, obra de arte que la mamá de Miguel Bosé y abuela de la añorada Bimba vendió al parecer sin permiso de sus herederos. En Milán donde Lucía promocionó la colección de platos que ha pintado, estaba sonriente, pero fue llegar a Madrid y poner cara de póker sin querer hablar del asunto.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0