Actualidad

Irene Villa pierde al hijo que esperaba: le han extirpado las trompas de Falopio

Sólo unas horas después de descubrir que estaba esperando de su cuarto hijo, los médicos le anunciaban que el embarazo era ectópico y había que extirparle con urgencia las trompas de Falopio.

La propia Irene Villa (39) lo ha desvelado todo a través de un emotivo mensaje en las redes sociales: "La vida ciertamente es una montaña rusa. Ayer felicidad y éxitos en un evento europeo a favor del deporte inclusivo y hoy aquí, en la cama de un hospital a punto de extirparme las dos trompas de falopio. Sí, también ayer, día que jamás olvidaremos, nos enteramos de que estábamos embarazados".

La vida ciertamente es una montaña rusa. Ayer felicidad y éxitos en un evento europeo a favor del deporte inclusivo y hoy aquí, en la cama de un hospital a punto de extirparme las dos trompas de falopio. Sí, también ayer, día que jamás olvidaremos, nos enteramos de que estábamos embarazados. Siempre tuve la esperanza de tener una hija y quién sabe si mi deseo estuvo a punto de cumplirse... pero esta vez ha sido un embarazo ectópico y es peligroso así que, bueno, con lágrimas en los ojos y toda la emocionalidad de este momento, hoy @juanpablolauro y yo ponemos fin a la posibilidad de ampliar familia, al menos de forma biológica. Gracias por el cariño que siempre me dais y una prueba más que superar ????????. No podemos relajarnos. La vida en una lucha continua. #Siempreadelante #allwaysforward #saberquesepuede #toknowyoucan

Una publicación compartida de Irene Villa (@_irenevilla_) el

Junto a una fotografía en la que aparece en la cama del hospital, Irene ha confesado que su sueño de traer una niña al mundo se ha venido abajo: "Siempre tuve la esperanza de tener una hija y quién sabe si mi deseo estuvo a punto de cumplirse... pero esta vez ha sido un embarazo ectópico y es peligroso así que, bueno, con lágrimas en los ojos y toda la emocionalidad de este momento, hoy Juan Pablo y yo ponemos fin a la posibilidad de ampliar familia, al menos de forma biológica. Gracias por el cariño que siempre me dais y una prueba más que superar".

A pesar del amargo trago que está atravesando, Irene saca fuerzas de flaqueza y hace gala, una vez más, de su eterno optimismo: "No podemos relajarnos. La vida en una lucha continua. Siempre adelante. Saber que se puede".

Un duro palo para Irene Villa y su marido, felizmente casados desde junio del 2011. Desde entonces, han formado una familia numerosa formada por tres hijos, Carlos, Pablo y Eric. Ahora soñaban con completarla con la llegada de una niña pero, de momento, no podrá ser.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud