Actualidad

La pesadilla de Fran Álvarez con Belén Esteban: "Nuestro matrimonio fue un error"

Cinco años después de su divorcio de la tertuliana de Sálvame, el camarero rompe su silencio previo paso por caja y habla de la pesadilla que vivió junto a ella. Hoy, en tratamiento psicológico, lamenta haber perdido un lustro de su vida con la de Paracuellos.

"Juntos éramos una bomba de relojería. Nuestro matrimonio estaba abocado al final desde el primer año", así de contundente se muestra Fran Álvarez este miércoles en la portada de Lecturas. El ex marido de Belén apunta a las adicciones como uno de los problemas que dio al traste con su relación: "Cuando nos casamos, los dos llegamos con nuestros problemas, con nuestros coches dañados y nos fuimos igual", desvela.

Fran evita hablar de los problemas de su ex mujer, por la cuenta que le trae, y prefiere explicar los suyos: "Durante años he tenido un problema de adicción al alcohol. Llegué a tocar fondo y rocé el infierno con la bebida. Eso me llevó también a coquetear con otro tipo de sustancias. Fue mi mayor desgracia", asegura.

Por fortuna para él, tras separarse de Belén empezó una nueva vida. Ingresó en una clínica privada de Madrid y ahora, ya recuperado, sigue un tratamiento psicológico: "Ha sido un proceso de volver a lo que era mi vida de siempre. Con mis amigos, mi familia, mi trabajo y tratar de seguir adelante y aprender a superar mi problema", cuenta.

Durante su charla con el medio, Álvarez también se refiere a las múltiples crisis que atravesaba su relación con Esteban: "No es normal que nos hayamos separado más de ocho veces. Cuando nos separábamos, me echaba de casa y luego me mandaba a buscar con Toño", declara Fran, quien desvela que dejó de trabajar cuando estaba con Belén porque ella se lo pidió: "Quería mantenerme en esa jaula de oro para que dependiera de ella, incluso económicamente".

Pese a la exclusiva concedida, el camarero asegura que no quiere fama ni riqueza: "Jamás he tenido apego al dinero. Renuncié a un cheque millonario para ir gratis a un programa porque me dijeron que era lo que tenía que hacer para recuperarla. Es más: ella dice que pagó nuestra boda, pero en realidad fue mi padre", comenta antes de referirse al tema de la nulidad matrimonial: "Ella dijo que había dejado los papeles en el bar de nuestro amigo Chema y es mentira. Nunca me los ha mandado. Desde aquí digo que si la quiere, yo se la firmo".

Por último, Fran se deja querer por Supervivientes, posicionándose como uno de los posibles concursantes de la próxima edición: "La verdad es que me gustaría ir. Ahora creo que si todo sigue igual incluso me vendría bien. Ya en su momento firmé un precontrato pero ahora sé que en ese momento no estaba preparado. Ahora sí", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin