Actualidad

Silencio, prudencia y miedo entre los empresarios catalanes más conocidos

Puigdemont y Rajoy han conseguido lo imposible, algo tan difícil como poner de acuerdo a empresas catalanas de distinto talante ante el desafío separatista. Las imágenes de la durísima violencia policial contra los posibles votantes de este domingo en toda Cataluña han dando la vuelta al mundo y con esa impresión se han quedado en los países de la Unión Europea, siempre contrarios a la independencia, que han dado su apoyo al gobierno de Madrid pero que este lunes guardan un sonoro silencio, quizá de crítica.

Puigdemont y su Gobierno han llamado a una concentración pacífica y silenciosa este mediodía del lunes y a ella se han sumado los trabajadores de empresas radicalmente contrarias a la separación de Cataluña de España. Es el caso del Grupo Planeta, cuyo anterior presidente, José Manuel Lara, afirmó públicamente en varias ocasiones y hasta unos meses antes de fallecer en enero de 2015 que, de producirse la secesión, trasladaría todo el grupo fuera de Cataluña.

Sin embargo, los trabajadores de la empresa que maneja Atresmedia se han sumado al paro de protesta este lunes contra la actuación de la policía y la guardia civil el pasado domingo.

Lo mismo ha ocurrido en Freixenet, cuyo presidente Pedro Bonet ha pagado muy caro durante años ser uno de los pocos empresarios que ha dado la cara con mucha valentía contra el separatismo. Pero hemos sabido que en las bodegas de San Sadurní da Noia, sede de Freixenet, los trabajadores han parado para sumarse a la protesta general contra la violencia. "Porque la gente llevaba en la mano una papeleta, no una porra", nos dice uno de los ejecutivos.

Lo mismo ha ocurrido en Mango, la textil más importante de Cataluña, liderada por Isac Andic, un catalán de origen turco que siempre se ha mantenido en silencio sobre temas políticos pero ha dejado que cada uno de sus miles de empleados obre en conciencia y muchos de ellos han querido sumarse al paro silencioso.

Lo mismo ha ocurrido en Tous, los joyeros de Manresa que no han votado en las urnas separatistas. Una firma en la que colabora desde hace años Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro, españolista y monárquica hasta las cachas. Los trabajadores de Tous se han sumado a la actitud generalizada contra las cargas policiales aunque sus directivos aseguran que sólo quieren paz y consideran que el gobierno de Madrid y Cataluña deberían dialogar y enmendar sus respectivos errores que han derivado en esta situación.

En otra firma con miles de trabajadores, la de los perfumes Puig, una de las más importantes del mundo, no han querido responder a nuestra pregunta sobre su actitud ante la llamada de la Generalitat a protestar en silencio. Y ese miedo a pronunciarse en un sentido o en otro, lo hemos comprobado también en Planeta, donde ha costado trabajo que dieran una respuesta a nuestra simple pregunta de si se han sumado o no a las concentraciones pacifistas.

Puigmemont y sus seguidores han conseguido que el miedo se instale entre la gente pacífica, temerosa de dar su opinión, hasta en el tema más simple. Es el miedo que provocan las dictaduras de todo signo.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

español
A Favor
En Contra

Mucho miedo y poca vergüenza.

Puntuación 5
#1
Usuario validado en elEconomista.es
JRM
A Favor
En Contra

Tomamos nota.

Puntuación 6
#2
pep
A Favor
En Contra

800 heridos???

Si, 796 policías y 4 manifestantes a favor de un acto ilegal.

Entre 1 millón de personas en plan turba y consideran violenta la acción de la policía con cuatro heridos, en total, y el hecho más grave un pelotazo en un ojo???

Vean un partido Barca-Otro equipo y verán más violencia en una hora que en toda Cataluña estos días.

Puntuación 1
#3