Actualidad

Rihanna desata la locura en Madrid custodiada como la reina de Inglaterra

El tumulto que se organizó este sábado en la plaza del Callao debió ser una compensación para Rihanna, que en su concierto de hace dos años en Barcelona no llenó y además tuvo críticas muy poco favorables sobre su actuación.

La cita de la artista de Barbados en Madrid estuvo rodeada de incógnitas y misterio. A la prensa invitada se le ocultó hasta el último momento el lugar y la hora en que aparecía Rihanna para presentar su línea de maquillaje 'Fenty Beauty by Rihanna', que se vende ya en 1.600 tiendas de todo el mundo y se daba a conocer este mismo día en 17 países.

El secretismo se debía a "razones de seguridad", quizá justificadas. La policía se vio obligada a cerrar algunas estaciones de Metro de la Gran Vía por la muchedumbre agolpada en torno a Callao, donde finalmente la diva llegó con dos horas de retraso sobre la cita de las 19.30 fijada.

Custodiada por varios guardaespaldas además de un grupo de amigos y gente de su equipo, resultó imposible hacerse selfies con ella, ni siquiera fotos. La misma escena que ha protagonizado ya en Nueva York, Londres y París en las últimas semanas.

Rihanna se dirigió a la multitud con un "Hola España. En primer lugar quiero dar las gracias a Sephora por esta colaboración. Y quiero agradecer a todos que estéis aquí. Disfrutad de la fiesta y divertíos". Un posado visto y no visto de escasos minutos en el photocall, para pasar inmediatamente al interior del cine.

La sala del Callao se había vaciado de butacas y trasformado en una especie de feria donde había desde un tiovivo a una cama elástica y puestos de hamburguesas y mini pizzas, de las que la cantante dio buena cuenta. Parece que le importan poco las críticas que ha recibido por unos kilos de más que se ha puesto encima en los últimos meses.

Este baño de multitudes en Madrid compensa a sus entusiastas seguidores del mundo gay, decepcionados porque Rihanna iba a participar en el pasado Orgullo celebrado en la capital. Finalmente sólo pisó España para pasar unos días en Ibiza con su último novio, el multimillonario saudí Hassan Jameel, con el que se publicaron fotos de su apasionado romance en la isla.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments