Actualidad

Fernando Verdasco, en bañador, pide matrimonio a Ana Boyer: ¿dónde llevaba el anillo?

Varias exclusivas VIP ponen de manifiesto que no hay distinción de clases ni categorías sociales a la hora de vender amores, intimidades o de enseñar los casoplones. Esta semana no toca Alba Carrillo ni tampoco María José Campanario, que ya nos tenían ligeramente indigestos.

En su lugar, Ana Boyer y Fernando Verdasco se casan y el anuncio de boda bien merece una portada elegante y minimalista, como esta pareja, que parece de diseño.

La petición de mano fue de película. Estaban ellos un día en bañador en la playa, como si nada, y de repente Fernando sacó un anillo que debía llevar escondido sabe Dios dónde (prefiero no ponerme en lo peor) y le pidió matrimonio a quien es su novia desde hace cuatro años. Sería un bañador con bolsillos.

Ésta es la primera parte de la exclusiva-paquete: ahora empieza la guerra entre Rosa Clará y Pronovias para vestir a la hija de Boyer y Preysler, regalarle el traje y darle una buena gratificación por lucirlo. Más tarde les veremos en paradisíaca luna de miel, rumores de embarazo, bautizo... El relevo de Preysler ya está en marcha.

La revista imagina a los felices novios celebrando la boda íntima que desean, entre Madrid o Catar, donde el tenista tiene una segunda residencia. Pero también habrá otras ofertas publicitarias de marcos incomparables, la exclusiva no ha hecho más que empezar.

En otras páginas, vemos a Isabel Preysler camino del Teatro Real con Vargas Llosa, con la "sonrisa de la felicidad", dice la revista, al enterarse la boda de su pequeña Ana.

Vueltas que da la vida. Cuando empezó el romance de Ana y Verdasco cuentan que Isabel estaba horrorizada de emparentar con esa familia tan vulgar que vivía de cocinar cocido de garbanzos. Y es que la señora Verdasco y su marido son los propietarios del restaurante La Bola, especialista en los mejores garbanzos madrileños, en el barrio más castizo. Pero la muerte de Miguel Boyer unió a los Verdasco y a los Preysler-Iglesias-Falcó en el cementerio de La Almudena y la madre de Ana ya no habla de garbanzos sino de raquetas triunfadoras.

Han tenido que desmentir que se casaban para poder anunciar ellos la boda y así cobrar la noticia. Pobres.

Hacía tiempo que Cayetano Martínez de Irujo no concedía una exclusiva remunerada. Desde la muerte de su madre, solía hacer declaraciones sólo en la tertulia televisada que le tenía contratado, donde hablaba de política y temas sociales con la sinceridad que le caracteriza. Pero el jinete ha vuelto a competir y a los caballos y necesita liquidez y recobrar visibilidad glamurosa. El duque de Arjona insiste en que su vida ha empezado de cero a la muerte de su madre, ha roto con su pasado familiar y desea ser "más Cayetano que nunca", buscando el carisma que tuvo la duquesa. Una exclusiva sin toque sentimental no vale, así que Cayetano menciona como "maravillosa y positiva" a Bárbara Mirjan, su novia desde hace un tiempo. Una chica veinteañera que le ha devuelto la paz y la ilusión. Y tampoco quiere entrar en polémicas sobre "Piel de toro", esa marca de ropa de la que es un pequeño accionista y cuya imagen han pegado los pro-españolistas por todas las marquesinas de Barcelona para oponerse a la independencia. Otro que habla de su vida privada si el cheque es bueno.

María José Suárez también protagoniza otra de las exclusivas pre-pago de la semana, posando con el pequeño Elías, fruto de su relación con el empresario catalán Jordi Nieto. En el reportaje se puede apreciar que de momento el niño ha salido a su madre, lo que llena de felicidad a toda la familia.

La supermansión de la periodista Teresa de la Cierva a pie de la playa de Sanlúcar de Barrameda, demuestra que en esta profesión nuestra todavía hay clases. Los pijos bien pagados, los que veranean en el apartamento de Benidorm y los que andan con un micrófono de Sálvame preguntando impertinencias por las estaciones del AVE a Chabelita Pantoja.

La presencia de Marta Ortega en el desfile de Roberto Torretta en Cibeles es la prueba definitiva de que la heredera de Zara está atada y bien atada a la familia de su novio, este chico tan poco agraciado como carente de simpatía, al que le ha tocado el gordo de la lotería mundial. Ya se habla de matrimonio. ¿Conseguirá el amor que la hija de Amancio Ortega vista de novia con un modelo de su suegro? En la primera boda de Marta con el jinete Sergio Alvarez lucía modelo de Narciso Rodríguez. Eso sí que era alta costura.

La historia que se vive en la familia de las Azúcar Moreno ha pasado de drama a ejemplo de humanidad. Uno de los sobrinos de las famosas hermanas Salazar fue dado en adopción hace más de 30 años porque Aurelia, su madre, la mayor de las hermanas, no podía mantenerle. Un chico con discapacidad intelectual al que maltrataron sus padres adoptivos hasta echarle de casa y dejarle tirado y solo en la calle. Aurelia ya había muerto y fue su hermana Toñi Salazar quien lo recogió hace nueve años cuando Boby consiguió dar con su verdadera familia biológica. Ahora Boby le cuenta a Lecturas su dramática existencia. En este caso el dinerito de la exclusiva tiene fines benéficos para un chico que lo necesita. De paso, su prima Encarni, la nueva artista de la familia, promociona su nuevo disco y se hace un poco de publicidad. Pecado venial.

Las deudas de Rocío Carrasco, con las cuentas muy menguadas de tanto como le cuestan los juicios con su ex marido Antonio David Flores, ocupan la portada de la publicación. Las cifras son abrumadoras. Según la revista, Rociíto debe un millón de euros a la Hacienda de la Comunidad de Madrid y los únicos ingresos que le atribuye la revista es el cheque que cobró de Hola hace un año por su boda con Fidel Albiac, unos 300.000 euros. Pero con tal de ver al ex guardia civil en la cárcel, ella prefiere arruinarse pagando abogados y gastos judiciales. La historia pinta mal con todos los ingredientes de un melodrama real: venganza, desamor, soledad, perder a unos hijos... Si Rocío Jurado levantara la cabeza…

Imposible librarse una semana de Paula Echevarría. Esta vez es la fiesta de su 40 cumpleaños, organizada y financiada por la revista Elle. Allí Paula aseguró que lo suyo con David Bustamante sigue sin tenerlo claro. Por su parte, David actuaba esa noche en una gala para Telemadrid, tristón y desanimado. Estamos deseando que ambos se aclaren de una vez.

Y si no hay semana sin Paulante y Davidchevarría, tampoco puede faltar Alba Carrillo, otro personaje indigesto que si no habla de huracanes o de la sospechosa sexualidad de Feliciano carga contra Fonsi Nieto y ahora contra la hermana del piloto y DJ. Alba sigue tratamiento en la clínica psiquiátrica López Ibor, lo cuenta ella misma. A lo mejor, eso lo explica todo.

Que Shakira y Piqué siguen juntos y sin crisis lo confirma Pilar Eyre en su columna, donde añade que un directivo del Barça le ha confirmado que la atracción sexual entre la cantante y el jugador sigue siendo explosiva y que Piqué, en la intimidad, llama Shaki a su chica, diez años mayor que él, y por tanto buena profesora en la vida. Eyre cuenta también que se encontró a Joaquín Sabina en la estación de Atocha y que el cantante presentaba mal aspecto porque tenía diarrea. Las historias de la columnista da igual que sean más o menos ciertas, porque nunca son aburridas.

A sus 78 años, Concha Velasco atesora en su ático madrileño de Sanchinarro, libros, fotos, premios y recuerdos de toda una vida. Con el pelo blanco, sus elegantes arrugas y recuperada la salud, Concha da una lección de vida y serenidad que ya quisieran muchas famosas que nos venden humo y fantasmadas. Concha es nuestra Jane Fonda nacional, Judie Dench y Helen Mirren juntas. Pedazos de señoras, enormes actrices y mujeres de verdad. Verla en las películas es una gozada, verla en el teatro, un privilegio que deja huella.

Al pobre Felipe de Marichalar le están convirtiendo en personaje de medio pelo sin que se dé cuenta. Le han hecho creer que es el defensor español número 1 de la tauromaquia, abanderado de toreros y de nuestras esencias patrias. Su primer día de universidad es noticia y desde ahora mil cámaras y reporteros mirarán con lupa sus notas, lo que gasta cada semana en salidas nocturnas, sus novias y sus amistades. Y un día, cuando no dé más de sí, ese coro de aduladores que le exhiben como un trofeo, le dejarán tirado como una colilla. Al tiempo. A lo mejor acaba siendo el Jaime de Mora y Aragón del siglo XXI.

La nieta de Ortega Cano aparece en brazos de Michu, su madre, en una playa gaditana, mientras su padre, José Fernando, sigue tratándose de sus adiciones. A la niña la han llamado Rocío, como su abuela, y Ortega Cano es quien paga su manutención y la de su madre, que vende el posado playero para añadir un extra a la economía familiar. ¿Adónde irá en concreto ese dinero de Semana?

Juan Miguel ha vuelto. El incombustible ex marido de Karina no se resigna a su monótona vida de peluquero en Villajoyosa y reaparece para desmentir que haya sido maltratador durante su matrimonio con la cantante. Y para contarlo se hace un estilismo a medida donde le prestan hasta el reloj, aunque todo es de medio pelo y el resultado incalificable. Este Juan Miguel nos hacía gracia en su papel de superviviente, con el bañador-braga de leopardo y aquel aire de chuleta napolitano, pero creemos a Karina cuando asegura que le hacía la vida imposible a base de maltrato psicológico. Y encima va y amenaza con demandarla.

El homenaje motero y urbano en memoria de Ángel Nieto, emociones aparte, tuvo aire de fiesta como le hubiera gustado al campeón, un hombre que amó tanto la vida que se le olvidó abrocharse el casco protector como es debido y lo pagó con la suya. Lástima que el rey Juan Carlos, que tanto le quiso y admiró, no tuviera el gesto excepcional de pasarse por allí.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin