Actualidad

Kiko Rivera y Jessica Bueno: nuevo enfrentamiento por su hijo

Después de la calma llega la tormenta y la suya viene con abogados de por medio. Su ex acaba de mudarse a Birmingham, nuevo destino laboral de su marido, y se ha llevado a Francisquito con ella. El DJ no está dispuesto a alejarse más de su hijo.

Kiko Rivera (33) prepara las armas para volver a la batalla con Jessica Bueno (27). Ésta se muda a Birmingham con su marido (el futbolista Jota Peleteiro) y sus dos hijos, uno de ellos Francisquito, fruto de su relación con el DJ, que lleva años quejándose de lo poco que ve a su primogénito. Ahora que su vida es mucho más estable, casado con Irene Rosales (26), padre de una niña, Ana, y a la espera de otro retoño más, está decidido a luchar por pasar más tiempo con él, tal y como confirma su abogada, Cynthia Ruiz: "Estamos en conversaciones para llegar a acuerdos. Ésa es la intención de mi cliente", ha asegurado a Corazón TVE.

Parece que la voluntad del hijo de Isabel Pantoja es resolver el conflicto de la custodia de Francisquito por las buenas, pero no tendrá reparos en dar un paso más si no es posible: "Si no llegamos a un acuerdo, volveremos al juez para que decida lo mejor para el menor", ha dicho la letrada.

Kiko Rivera está muy desanimado. El músico adora a su hijo y quiere tenerlo más presente en su vida ahora que volverá a ser padre y a darle a éste su tercer hermanito. Irene Rosales está embarazada de cinco meses de una niña a la que llamarán Carlota y que llegará a la familia en enero.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin