Actualidad

El príncipe Harry sobre Lady Di: "Acosaron, escupieron e insultaron a mi madre"

Veinte años han pasado desde que Diana de Gales falleciera en un accidente de coche, dejando conmocionados a todo Reino Unido y parte del mundo. Sus hijos, los príncipes William y Harry de Inglaterra, que por aquel entonces tenían 15 y 12 años, se han mantenido en silencio hasta ahora.

Con motivo del 20 aniversario de la muerte de Lady Di, la cadena BBC planea emitir el documental Diana, 7 days, donde se hablará abiertamente de la princesa y sus últimos días de vida y mostrará entrevistas a sus hijos. Esta producción se estrenará el próximo sábado 27 de agosto, cuatro días antes del aniversario del fallecimiento de la primera esposa del príncipe Carlos de Gales.

"Una de las cosas más difícil de asumir fue el hecho de que la gente que la persiguió hasta el túnel fue la misma que le hacía fotografías mientras moría en el asiento trasero del coche". Así habla el príncipe Harry sobre la muerte de su madre y el acoso mediático que sufría, unas palabras duras que no dejarán indiferente a nadie.

"La perseguían como una jauría de perros, la acosaron, le escupieron, la insultaron intentando obtener una reacción y conseguir una fotografía de ella revolviéndose", añade hijo menor de Diana y el príncipe Carlos sobre los medios de comunicación.

En este mismo documental, Harry también habla de la figura de su padre, Carlos de Inglaterra, en los días posteriores a la muerte de Diana: "Una de las cosas más difíciles para un padre es tener que decirle a sus hijos que su madre ha muerto. Cómo se lidia con eso es algo que desconozco, pero él estuvo junto a nosotros", apostilla.

Otro de los temas más controvertidos tratados en Diana, 7 days, fue la decisión por parte de la familia Real de que tanto él como su hermano Guillermo fueran parte del cortejo fúnebre que despidió el cuerpo sin vida de la princesa. Hace unos meses, Harry creó polémica al declarar que eso "no debería pedirse a un niño de 12 años", pero en este reportaje se retracta y afirma que "no tiene una opinión sobre si estuvo bien o mal". Sin embargo, Earl Spencer, el hermano pequeño de la princesa, asegura que la asistencia de sobrinos les pareció "extraña y cruel".

El príncipe Guillermo, que por aquel entonces tenía 15 años, también habla sobre ese momento en el documental de la BBC: "Fue una de las cosas más difíciles que he hecho. Sentía que, si miraba al suelo y me caía el pelo sobre la cara nadie podía verme (…). No fue una decisión fácil y se tomó de manera colectiva en la familia. Existe un equilibrio entre el deber y la familia y eso es lo que nosotros teníamos que hacer", asegura. Además añade que ese equilibrio residía "entre el yo como príncipe Guillermo haciendo mi parte, y el Guillermo privado que sólo quería meterse en su habitación y llorar".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin