Actualidad

Isabel Presyler tenía otra oferta para su detox pero Vargas Llosa quiso ser fiel a Marbella

Las mejores clínicas de adelgazamiento del país se disputan como clientes a Isabel Preysler y a su novio, dos personajes que se supone dan nivel y prestigio a establecimientos de este tipo. La viuda de Miguel Boyer prefería Alicante pero el marqués de Vargas Llosa es, al menos en esto, un hombre fiel a sus costumbres, y una de ellas, se llama Buchinger. Además, le sale bien de precio.

El Sha Wellnes Clinic de Altea, en Alicante, donde Isabel se hizo tratamientos en alguna ocasión, intentó sin éxito invitar al premio Nobel y su pareja a disfrutar de su dieta macrobiótica y del saber hacer de sus excelentes profesionales de estética y bienestar. Pero Isabel no pudo aceptar la invitación porque desde hace tiempo Mario Vargas Llosa, de 81 años, cuenta con un trato preferente en la clínica Buchinger de Marbella, donde habitualmente pasaba dos semanas cada verano con su segunda esposa, Patricia Llosa.

El divorcio del autor de La Ciudad y los Perros y Patricia no ha cambiado las costumbres del 'escribidor peruano', aunque sí los tiempos. Patricia Llosa ha cumplido este año con su costumbre habitual de hacer una dieta de ayuno y líquidos en la Buchinger de Marbella, algo que ya hizo el pasado verano, en sus primeras vacaciones en solitario. Su hijo Álvaro, incondicional de su madre en el conflictivo divorcio del escritor, veranea con su familia en un apartamento en Marbella y se encontraban a menudo.

Vargas Llosa tampoco ha querido faltar este agosto a su cita con la clínica de Marbella, pero ha evitado coincidir con Patricia, como ha recogido la prensa estos días, y en cuanto su ex mujer se fue ingresó él mismo, parece que coincidiendo con Tamara Falcó, que quiere alcanzar su propósito de bajar de peso, y con la propia Isabel, que no necesita perder ni un gramo pero a la que le gusta cuidarse.

Preysler prefiere Sha, con un ambiente menos monacal y estricto, y donde puede encontrarse con John Galliano o Bárbra Streisand, habituales de este wellnes clinic, famoso ya en todo el mundo, pero la especial relación personal de su novio, que recibe trato económico preferente en la Buchinger, ha inclinado la balanza hacia el centro marbellí, que finalmente ha elegido Buchinger en lugar de Altea.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments