Actualidad

Ortega Cano responde a las críticas: "Las redes sociales son una cueva de cobardes".

Ha sido duramente criticado por sustituir a Morante de la Puebla el próximo 26 de agosto en San Sebastián de los Reyes, pero se muestra feliz y planta cara a los 'haters': "Soy como un niño con un juguete nuevo".

Pero, ¿por qué Ortega Cano se enfrentará de nuevo a un toro bravo a sus 63 años y con sus problemas de salud? "Quiero decir adiós como Dios manda. Ese día será mi broche de oro, mi gran tarde", ha desvelado a El Español. El viudo de Rocío Jurado ha asegurado que ésta será la última corrida de su vida: "Sé la edad que tengo, por eso hace mucho tiempo que no piloto, pero puedo defender mi toreo. Soy un hombre sano que no fuma, no bebe y hace deporte".

En una tarde tan importante para Ortega Cano, su familia estará presente. Su pareja, Ana María Aldón, ocupará un sitio privilegiado en el tendido junto a su hijo José y compartirá tarde con Gloria Camila y José Fernando: "Estarán todos, mi mujer, mis tres hijos, mis hermanos... Es muy gratificante poder decir adiós a la profesión cuando uno lo decide y de la manera que uno quiere", ha confesado.

Además, asegura que no le han afectado las críticas que ha recibido estos días a través de las redes sociales por su vuelta y sustitución de Morante de la Puebla: "Ya tengo callo de todo eso, me da igual lo que digan. Las redes sociales son una cueva de cobardes. A mi edad estoy por encima de eso".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud