elEconomista.es

Brad Pitt, condenado a pagar medio millón de euros por la reforma de su mansión francesa

18/08/2017 - 12:30

En 2008, el actor compró junto a Angelina Jolie el castillo francés Château Miraval, ubicado en la Provenza. Para reformarlo y ponerlo a punto, se puso en contacto con la artista francesa Odile Soudant, cuya empresa fue la encargada de iluminar cuatro de los edificios. Cuando el estadounidense supo de las elevadas facturas que conllevaba la obra, dio la orden de suspender los pagos a la empresa de la artista, ocasionándole la quiebra.

Tras varios años de disputas legales, un juez ha condenado a Brad Pitt a pagar 565.000 euros a la artista que llevó a cabo las remodelaciones de su castillo francés. El impago, tal y como ha contado la propia Odile Soudant, provocó la ruina de su empresa, que se nutría en un 70% de las obras que se estaban realizando en Miraval.

La mansión fue testigo de uno de los mejores momentos del matrimonio Brangelina, siendo en lugar elegido por la pareja para darse el 'sí, quiero'. Pero tras años de relación, Brad Pitt y Angelina Jolie decidieron poner fin a su matrimonio y empezaron a vender algunas de las viviendas que tenían en común, entre ellas el castillo francés. Cientos de reformas realizas en su interior mejoraron notablemente el recinto, que data del siglo XVII, pero no todas fueron pagadas. La pareja de Hollywood desembolsó 45 millones de euros a través de "una opaca sociedad instrumental luxemburguesa" que se encargó de gestionar la propiedad.

Brad, que es un aficcionado a la arquitectura, quiso contar con grandes profesionales en el sector para su castillo. Las reformas, que comenzaron en el año 2010, se realizaron durante tres años sin ningún tipo de problema, hasta que el actor se interesó por la elevada factura y múltiples retrasos. En ese momento, el protagonista de Malditos Bastardos paralizó todos los pagos a la empresa de Soudant.

"Mis cuentas bancarias están al límite, ya no puedo utilizar mi tarjeta de crédito y mi empresa está a punto de quebrar. No te pido que pagues todo, al menos una parte", le dijo la artista a Brad Pitt antes de ponerse en manos de la justicia. Pero a la francesa no le quedó otra opción que acudir a los tribunales franceses, que después de varios años le ha dado la razón al considerar que los retrasos de las obras eran únicamente imputables a la sociedad que la gestionaba.

A pesar de haber ganado esta batalla, Odile Soudant no ha terminado con sus reclamos al actor. La artista cree que Pitt se apropió de manera ilegal sus derechos de autor por la iluminación de los cuatro edificios. "Es una creación original y exclusiva", declaró la francesa. No obstante, los abogados de Brad no creen que llegue muy lejos, ya que la mansión de Miraval es un lugar privado donde no se aplica esta regulación.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 0