elEconomista.es

Kiko Rivera e Irene Rosales esperan su segundo hijo


El clan Pantoja recibirá un nuevo miembro el próximo mes de febrero, tal y como anuncian este miércoles el propio hijo de la tonadillera y su mujer en la portada de una conocida publicación. Ambos posan junto a su hija, Ana, de año y medio, y se declaran "felices" por tan grata noticia.

El bebé será el cuarto nieto para Isabel Pantoja. Aunque no ha sido buscado, Kiko Rivera (33)  e Irene Rosales (26) comentan a Semana que están muy ilusionados con este nuevo embarazo y aseguran que les gustaría que fuera niño. "Me apetece tener un varón, porque no puedo vivir con mi hijo...", comenta el DJ, en referencia a Francisco, el pequeño de 4 años nacido de su relación con Jessica Bueno.

A pesar de que no pasan mucho tiempo juntos, Kiko asegura que Francisco y su hija Ana se quieren muchísimo y que tanto él como su madre, Jessica, intentan llevarse lo mejor posible por el bien del pequeño: "Él está bien con su madre, la adora y nosotros procuramos llevarnos lo mejor posible por el bien del niño".

Por su parte, Irene solo tiene palabras buenas para su suegra. Cuenta que cuando le comunicaron la noticia se puso muy feliz y que les dijo que les ayudaría en todo lo posible a cuidar de los niños: "Mi suegra me dijo que me ayudará en todo y que cuente con ella para dejarle a los niños", asegura.

De la relación con su hermana Chabelita, Kiko asegura es normal, que ahora son una familia unida y que se alegra de que ahora sea feliz con Alejandro. Acerca de su prima Anabel, el hijo de la tonadillera confiesa que es como una hermana para él y que no entiende porque decide ir a Sálvame: "No me gusta verla sufrir trabajando en Sálvame. Lo respeto pero no lo entiendo. Yo no lo haría".

Este segundo embarazo llega en un momento delicado para Kiko por sus problemas de salud: "Este año he tenido muchos problemas por causa de la gota. Me he fastidiado la rodilla, menisco y ligamentos, y quizás tengan que operarme. He de empezar a cuidarme en serio, ponerme a dieta estricta con urgencia. Es muy asignatura pendiente. Mi mal hábito es comer".

A lo largo del reportaje, ambos se muestran muy enamorados y felices. Irene asegura que Kiko es el hombre de su vida y que es un padre muy bueno y responsable. Por otro lado, Kiko dice que su mujer le aporta la tranquilidad que tanto necesita.







Comentarios 0