Actualidad

Corinna perderá su título de princesa el año que viene

El último marido de Corinna Sayn Wittgensetein, el príncipe Casimir, de 41 años, anuncia su boda para 2018 con Alana Bunte, una modelo de 26 años, norteamericana por su padre y de madre colombiana, licenciada por la Universidad Saint Martins de Londres, donde se estudia diseño y arte, la misma institución en la que Antonio Banderas ha hecho dos cursos para iniciar su carrera como empresario de moda.

Casimir y Alana han pasado algunas vacaciones en Ibiza pero sin llamar la atención, todo lo contrario del ruido que ha supuesto el paso de Corinna por España, su relación con el rey Juan Carlos y la famosa cacería de Bostwana, con la que se dio a conocer públicamente su relación.

El príncipe Casimir, comprometido con Alana desde hace dos años, es propietario de una empresa financiera que desarrolla proyectos agrícolas en Sudamérica. Casimir sólo estuvo casado cinco años con Corinna Larssen, diez años mayor que él, una alemana de origen danés, que ya venía de un matrimonio anterior con el británico Philipp Atkins, con quien tuvo una hija. Ningún miembro de la familia Sayn Wittgestein asistió a la boda de Casimir.

Del matrimonio de Corina y el aristócrata alemán, nació Alexander, que hoy tiene 15 años y al que el rey don Juan Carlos, amigo íntimo de Corinna, llegó a tener mucho cariño.

Corinna, soltera después de divorciarse de Casimir, seguía ostentando el título de princesa de su ex marido, el título que le abrió tantas puertas de palacios reales y financieros en todo el mundo, pero en cuanto el príncipe alemán contraiga matrimonio con Alana, Corina pasará de nuevo a ser la señora Larssen, su nombre de soltera y a su rango de princesa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud