Actualidad

Juan Urdangarin se interesa por los refugiados y los temas solidarios, como su madre

  • Asiste en Ginebra a un evento de ACNUR

El primogénito de Iñaki y Cristina llega a la mayoría de edad después del verano. Juan Urdangarin Borbón ha vivido una adolescencia que dista mucho del que se le supone al hijo de una infanta de España. A diferencia de sus hermanos, este sobrino de Felipe VI cuenta con edad suficiente para sufrir el escándalo protagonizado por su padre y su madre. Juan comenzará el próximo curso su formación universitaria fuera de España, y es más que probable que el encarcelamiento del que fuera duque de Palma le pille en plenos estudios superiores si el Tribunal Supremo no lo remedia. El joven, como ya se vio en las pasadas navidades cuando estuvo en el sudeste asiático, apunta hacia la profesión de su madre (la solidaridad) más que a la de su padre, aunque también es un entusiasta del deporte. Hemos descubierto que se preocupa por los refugiados.

Este martes se ha celebrado en todo el mundo el Día del Refugiado. Un informe de ACNUR, la agencia de las Naciones Unidas que se ocupa de los refugiados, anuncia que actualmente el número de desplazados forzosos y solicitantes de asilo es aún mayor que al finalizar la II Guerra Mundial, unos 70 millones de personas.

En los distintos actos que se celebran en todo el mundo en torno a esta tragedia, ACNUR presentó en Ginebra una app de noticias gratuita, muy útil para todos aquellos que se interesan y trabajan en estos temas, además de otros actos en torno al Festival Cultural de los Refugiados.

En uno de ellos encontramos a la infanta Cristina junto a su hijo mayor, Juan Urdangarin. Cristina de Borbón trabaja desde hace años en la Fundación La Caixa y viaja a menudo a países del Tercer Mundo para supervisar las obras humanitarias de esta entidad.

Por su parte, Juan Urdangarín Borbón, que cumple 18 años el próximo 29 de setiembre, y empezará una carrera universitaria fuera de España, se interesa también por temas solidarios. La pasada Navidad viajó a Vietnam con los compañeros del colegio suizo donde estudia, para trabajar en la instalación de unos hornos de biogás en un poblado humilde del delta del Mekong.

Por su parte, Iñaki Urdangarín sigue en Ginebra junto a su esposa y sus hijos, a la espera de la resolución del Tribunal Supremo, ante el que ha recurrido la sentencia del caso Noós, en la que se le piden seis años y tres meses de prisión, aunque la propia Fiscalía también ha presentado otro escrito, en el que pide endurecer la pena.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin