Actualidad

La mujer de Ricky Fuster, obligada a declarar en el caso de acoso contra López Madrid el próximo 29 de junio

El pasado lunes 6 de junio, Belén Sánchez, magistrada del Juzgado de Instrucción número 39, había citado a declarar a varias personas relacionadas con las denuncias de la doctora Elisa Pinto contra Javier López Madrid, al que la dermatóloga ha denunciado por acoso.

La doctora sostiene que el yerno de Villar Mir, casado con su hija Silvia, empresario mimado por la jet set madrileña, compañero de yoga de la reina Letizia y amigo del Felipe de Borbón desde sus años de colegio, habría encargado al entonces comisario José Villarejo que le ayudara a presionarla para que no le denunciara. La doctora Pinto, harta y atemorizada por el acoso del poderoso yerno de Juan Miguel, asugura que le pidió que la dejara en paz porque si no le acabaría denunciando.

Después de esquivar en tres ocasiones la rueda de reconocimiento, José Villarejo compareció ese día 6 y Elisa Pinto le identificó inmediatamente como su agresor, sin ningún género de dudas. Según ella, él es el hombre que la había apuñalado el 10 de abril de 2104, cuando llevaba a su hijo al colegio y al que oyó pronunciar esta amenaza: "Deja en paz a López Madrid".

Ese mismo lunes también estaba citada Mónica Sánchez Navarro, la mexicana casada con Ricardo Fuster, otro gran amigo de toda la vida de Felipe VI, hermano de Álvaro. La propia Mónica también es íntima de Javier López Madrid, como prueban las decenas de llamadas que se intercambiaron entre ellos muchos días, incluso hasta avanzada la noche, según recoge el sumario.

Según consta en los papeles del caso, la doctora Pinto recibió insultos y llamadas amenazantes de una mujer, con acento mexicano, pidiéndole que dejara a López Madrid tranquilo, llamadas hechas desde un móvil que resultó ser el de Mónica Sánchez Navarro, según averiguó más tarde la policía judicial.

La amiga de López Madrid y de los reyes Felipe y Letizia debía explicar ante la jueza la razón de sus amenazas a la dermatóloga. Sin embargo no se presentó.

Pero la jueza ha llamado de nuevo a la esposa de Ricky Fuster, que deberá testificar en el Juzgado 39 el próximo 29 de junio. Y esta vez no puede negar que está citada, ya que su nombre apareció en toda la prensa junto con el del comisario Villarejo, que esta vez ya estará ante la jueza como acusado del apuñalamiento a Elisa Pinto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin