Actualidad

Cristiano Ronaldo y Georgina han visitado el mismo centro de análisis genéticos

  • El curioso caso de los gemelos subrogados

El fiscal atribuye al portugués cuatro delitos de fraude a la hacienda pública entre los años 2011 y 2014, por casi 15 millones de euros. Pero Cristiano está más feliz que una perdiz y tal vez la culpa la tengan los rumores de paternidad que le rodean, y que son como la leyenda del monstruo del lago Ness: aparecen y desaparecen sin que el interesado, que de monstruo tiene lo que acreditan sus impresionantes números y títulos, diga 'estos mellizos son míos' o no.

Hace dos semanas una foto de Cristiano con su novia Georgina publicada en las redes sociales por el propio jugador daba a entender que esperaban un niño. O dos, según la prensa portuguesa. Una barriguita prominente daba consistencia a la noticia, hasta que Georgina puso los pies en el césped de Cardiff para felicitar a su novio y publicaba otra imagen con el cuerpo liso como una tabla. A partir de ahí el supuesto embarazo se convertía en humo.

Este fin de semana, la prensa británica, la portuguesa y la española daban por venidos al mundo a Eva y Mateo, los mellizos nacidos el 9 de junio en California, de un vientre de alquiler, cuyo padre no sería otro que Cristiano, deseoso desde hace tiempo de tener familia numerosa.

Y mientras se multiplicaban los ecos de este supuesto nacimiento, Ronaldo publicaba este lunes fotos en la piscina de su casa de Madrid junto a Cristiano junior, el único hijo que sabemos que es suyo, y amigos deportistas invitados el finde por el portugués.

Leyendo con atención las distintas informaciones, no nos salen las cuentas. Por una parte, hay quien asegura que Ronaldo hizo el encargo de sus mellizos en Navidad, ya que se le vio bailando en una discoteca de Miami, ciudad que por cierto queda bastante lejos de California. Por otra, también aseguran que Eva y Mateo han nacido hace cuatro días en una ciudad de la Costa Este de Estados Unidos y ha ido a buscarlos Dolores Aveiro, su presunta abuela paterna, quien regresaría con los bebés a España esta misma semana.

Según nos cuentan nuestros famosos nacionales que han sido padres por el mismo método (Kike Sarasola, la baronesa Thyssen, Kiko Hernández, Jaime Cantizano etc.), las leyes norteamericanas obligan a que el padre o la madre de niños nacidos por gestación subrogada pasen con ellos al menos un mes en Estados Unidos, antes de sacarlos del país.

Por otra parte, si el encargo de Ronaldo se hizo la pasada Navidad, no hay embarazos normales de seis meses. Lo dicho: no salen las cuentas.

Pero hay otra duda razonable en este asunto: ¿Qué pinta Georgina Rodríguez en este tema? ¿No es su novia la más seria de las que ha tenido hasta ahora y la que debería ser la madre de sus hijos? ¿O es que el encargo de los mellizos estaba hecho antes de que empezara el romance entre Cristiano y la joven española?

Las primeras fotos de Georgina y Cristiano son de noviembre de 2017, cuando hicieron una escapada al parque Disney de París, en donde ya se les veía en una actitud muy cariñosa. También es probable que Cristiano ya hubiera puesto en marcha su nueva paternidad antes de conocer a su novia. Pero para añadir más confusión a esta historia, sabemos que Georgina visitó hace cuatro meses en Madrid un centro médico especializado en análisis genéticos. Un test muy completo y caro, en torno a uno 500 euros, con el que se conoce en profundidad el ADN de la persona. Georgina acudió acompañada de Enrique, la mano derecha de Cristiano, quien por cierto días antes había visitado el mismo centro. No sabemos si uno y otro pasaron por esta clínica para visitar a un amigo, para preguntar una dirección del barrio de Salamanca o si entraron por error, pensando que era una boutique de lujo de las que frecuentan a menudo.

Lo desconocemos. Pero si entraron para investigar sus respectivos ADN, pudiera ser que tuvieran interés en saber cómo serían sus descendientes.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin