elEconomista.es

María Teresa Campos abandona el hospital sonriente y escondida tras unas gafas de sol

24/05/2017 - 14:08

Sonriente, escondiendo los ojos tras unas gafas de sol y acompañada por sus hijas, así ha abandonado la periodista este miércoles la Fundación Jiménez Díaz, donde se encuentra desde que hace una semana sufriera una isquemia cerebral.

Antes de poner rumbo a su vivienda, María Teresa Campos ha querido agradecer al borde de las lágrimas el trato recibido y el cariño con el que se le ha tratado ante todos los medios presentes. Del brazo de sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, la veterana presentadora ha mostrado que evoluciona muy bien y que está muy aliviada tras el gran susto recibido.

Ahora comienza una nueva etapa para ella. Según reveló Terelu a Sálvame, la completa recuperación de María Teresa será dura y lenta, aunque podrá hacerla sin moverse de su propia casa. La periodista tendrá que realizar una serie de ejercicios para fortalecer el nervio óptico, el más afectado por el ictus.

En uno de ellos, la malagueña tiene que seguir con la vista el dedo de otra persona, que dibujará un cuadrado imaginario en el aire. En total, 60 movimientos oculares que deberá realizar al menos tres veces al día. "Mi hermana y yo parecemos azafatas indicando las salidas del avión", ha dicho una divertida Terelu.

Además, la ex de Pipi Estrada aseguró que su madre está tranquila y contenta, tal y como se la ha visto en la mañana de este miércoles: "Ahora debe aprender a vivir con su lesión ocular y es bueno que retome su día a día con ella para adaptarse poco a poco", concluyó.

Es probable que Campos incluso cambie de residencia. Al menos ésa es la intención de Carmen Borrego, quien desveló que intentará llevarse a su madre a Málaga, su tierra natal. Pero eso será más tarde. Ahora, María Teresa debe permanecer cerca de sus médicos, que la someterán a un intenso seguimiento hasta que pueda viajar y volver a su casa de la playa: "Quiero que mi madre se relaje y vuelva a ver el mar", dijo su hija hace unos días.







Comentarios 0