Actualidad

Pamela Anderson pasa por quirófano antes de llegar a Cannes

La ex 'vigilante de la playa' acudía este domingo al festival de cine de Cannes con unas facciones mucho más estiradas que hace unos meses. La actriz nunca se ha escondido a la hora de confesar su paso por quirófano a lo largo de sus 49 años, por lo que no es de extrañar que lo haya vuelto a hacer en esta ocasión.

Los críticos afirman que este cambio radical de Pamela Anderson se debe a que la actriz protagonizará este verano el remake de la serie que le dio la fama, Los vigilantes de la playa. En él, volverá a lucir su famoso bañador rojo, por lo que quiere estar estupenda.

La pretendienta de Julian Assange hizo su aparición en la alfombra roja de Cannes para asistir a la premiere de 120 balas por minuto. Lo hacía vestida con un despampanante vestido en color negro con escote en uve de volantes de la firma Vivienne Westwood.

El pelo hacia atrás con efecto mojado hizo aún más evidente su reciente paso por el quirófano, sobre todo si se tienen en cuenta sus apariciones anteriores, en las que luce muy diferente.

Anderson ya había relatado que se había operado los ojos y los parpados, además de haberse aumentado los labios y pasar por una rinoplastia. Ahora, su nuevo rostro podría deberse a una inyección de bótox o al uso de hilos tensores.

En cualquier caso, la actriz se encuentra en plena forma y sigue enamorada. Hace unas semanas, mostraba en redes sociales su apoyo a su amante, el ciberactivista Julian Assange. A este les fueron retirados los cargos por una supuesta violación a dos mujeres en 2010, un hecho que Pamela siempre había creído falso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin