Actualidad

Jordi Cruz y su novia se compran un palacete por tres millones de euros

El cocinero y su novia han adquirido una lujosa mansión de 800 metros cuadrados en la prestigiosa avenida Tibidabo de Barcelona. Se trata de un antiguo y tradicional palacio construido en 1940 que el chef tiene pensado utilizar para ampliar sus negocios gastronómicos en los que su chica, Cristina Jiménez, también participa.

El tesón de Jordi Cruz por hacerse un hueco en el negocio gastronómico a sus 38 años está dando sus frutos. El cocinero ya cuenta con tres restaurantes en Barcelona a los que, según la revista Corazón, se añadiría uno más con la compra de este lujoso palacete, cuyo precio asciende aproximadamente a tres millones de euros.

El catalán visitó la semana pasada las obras de la vivienda en el exclusivo barrio alto de la ciudad condal junto a su novia, Cristina Jiménez, con la que además de compartir vida en común, comparte sus negocios. Lo que se desconoce es si en este nuevo espacio abrirá un nuevo restaurante o finalmente lo usará para ampliar el ABaC, que se encuentra en la misma calle, y en el que ya cuenta con dos estrellas Michelín.

La cocina de este último tiene una dimensión de 200 metros cuadrados y se encuentra dentro del hotel que lleva el mismo nombre. Es allí donde su chica ha ejercido de Front Office Manager (coordinadora de sala) hasta la fecha, por lo que no sería de extrañar que en esta nueva inversión siguiera contando con un papel importante.

Además de ABaC, el cocinero es dueño desde 2012 del económico Ten's Tapas y del restaurante-bistrot Atempo. Jordi parece ser afortunado en el juego y en el amor, pues su relación con Jiménez dura ya más de cuatro años, aunque ella prefiere mantenerse fuera de los focos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud