elEconomista.es

La infanta Cristina ahora pasa a llamarse "La Eva" en varios documentos legales

6/03/2017 - 14:04

El Consejo General del Poder Judicial elimina los nombres reales de las sentencias. Por eso, en los documentos que quedan para la Historia, figurará que "Doña Eva", esposa de "Don Julio", fue absuelta como cooperadora de dos delitos fiscales cometidos por su marido a través de la sociedad matrimonial, donde se desvió dinero público captado por el Instituto Nóos gracias a las adjudicaciones aprobadas por políticos de máxima responsabilidad.

La infanta Cristina es "La Eva" en la sentencia del caso Nóos. Tal y como ha revelado Público, el nombre y el tratamiento de la hermana de Felipe VI han sido reemplazados en la resolución que figura en el buscador oficial de jurisprudencia, encargado de conservar las sentencias judiciales y facilitar su consulta.

Cristina Federica de Borbón y Grecia fue juzgada y absuelta por la Audiencia Provincial de Palma este febrero pasado, y su nombre aparecía en la sentencia original como el resto de los acusados. Pero el responsable de tratar y custodiar estas resoluciones, el CGPJ, lo ha reemplazado, como hace siempre con los nombres de los procesados, que quedan anulados para las próximas generaciones en la única base de datos oficial de consulta pública que existe. El CGPJ convierte en anónimos a los otros condenados y absueltos en la sentencia dictada el 17 de febrero.

En todas las resoluciones que constan en la base de datos de la jurisprudencia de los Juzgados y Tribunales que trata y mantiene el Centro de Documentación Judicial (Cendoj) del CGPJ se actúa del mismo modo. Lo que ocurre es que la anonimización de Cristina de Borbón el asunto es curioso porque llega al extremo de desvirtuar el sentido de la sentencia original en párrafos como éste: "Don Julio aprovechó de su cercanía al Jefe del Estado para ejercer una presión moral sobre los cargos públicos en su beneficio propio", dice refiriéndose claro está a Iñaki Urdangarin, al que llama Don Julio. La resolución alude en varias ocasiones a que "Don Julio" y "Doña Eva" son esposos y podrán solicitar la sentencia original a la Audiencia de Palma.

La Audiencia de Palma expone en su sentencia original que el Instituto Nóos tuvo entre sus vocales fundadores a "SAR Infanta Dña. Cristina de Borbón y Grecia", tratamiento e identificación sustituidos por un escueto "La Eva" en la jurisprudencia. Un testigo expone cómo desaconsejó que "La Eva figurara como socia en Aizoon".

En los seis párrafos dedicados a la absolución de Cristina de Borbón -de una sentencia de 741 páginas-, el tribunal explica que los clientes y proveedores de los distintos proyectos no aluden a la participación de "la Eva" en los negocios.

Para la Historia judicial queda fijado que la trama de corrupción política del caso Nóos fue perpetrada por "Don Julio", su exsocio Don Cecilio'(Diego Torres) y el político "Don Bernardo" (Jaume Matas), entre otros.

"Don Julio aprovechó su 'privilegiado posicionamiento institucional, dada su proximidad con la Jefatura del Estado' para obtener contratos en Baleares que le reportaron importantes beneficios económicos. Esa posición institucional 'le procuró el ejercicio de una presión moral de entidad suficiente como para mover la voluntad de la autoridad y los funcionarios públicos' y conseguir así los contratos, según la sentencia. La Audiencia de Palma condena a "Don Julio" por el delito continuado de prevaricación, falsedad, malversación, fraude a la Administración Pública, tráfico de influencias y dos delitos fiscales. Mientras, "Don Cecilio", su exsocio, es condenado además por el delito blanqueo de capitales.

Blesa es Dimas Manuel y Rato es Constantino Feliciano

Los nombres de los 65 directivos de Caja Madrid y Bankia, condenados por la Audiencia Nacional el pasado 23 de febrero tampoco aparecen en la base de datos oficial de las sentencias. Y eso que el rescate de la entidad costó 22.424 millones de euros a los contribuyentes. Los principales responsables de este uso fraudulento de tarjetas opacas al fisco fueron los expresidentes de Caja Madrid y Bankia "Dimas Samuel" y "Constantino Feliciano", que son los nombres atribuidos a Miguel Blesa y Rodrigo Rato, respectivamente.

El CGPJ y el Supremo eliminan los datos de los condenados, a diferencia de otros tribunales de garantía de los derechos fundamentales, cuyas resoluciones tienen como encabezado el nombre de los implicados. La supresión de los nombres es realizada en todas las sentencias de la justicia ordinaria. Este criterio es opuesto al seguido por nuestro Tribunal Constitucional, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, cuyas sentencias contienen los nombres de los implicados (no así sus direcciones o DNI).

El sistema empleado sigue una lista cerrada que atribuye nombres ficticios a las personas, a semejanza de lo que hacen los meteorólogos con los nombres de huracanes.

En el año 2015 esta práctica de supresión general de nombres fue reconocida en la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial. Su artículo 235 sólo permite la difusión de la identidad de los condenados por delito fiscal, así como por alzamiento de bienes frente a la Hacienda Pública y en los contrabandos que perjudiquen a las cuentas públicas. El CGPJ ha eliminado los nombres de Urdangarin y Torres aunque han sido condenados por delitos fiscales, penados en el artículo 305 del Código Penal. La sentencia de Nóos no es firme y ha sido recurrida ante el Supremo.







Comentarios 0