elEconomista.es

Emma Stone y sus ataques de pánico: no todo va a ser ganar un Oscar a mejor actriz

27/02/2017 - 12:41

En la mitad de su vida de 28 años, Emma Stone sufrió ataques de pánico, agorafobia, ansiedad y problemas nerviosos. La ganadora del Oscar a mejor actriz por La La Land (a la que vemos arriba mientras la maquillan antes de salir llegar a la gala) ha tenido que luchar en su carrera como su personaje en el musical que ha conseguido seis estatuillas. Y en el amor tampoco le ha ido del todo bien.

Su nombre completo es Emily Jean Stone y nació en Scottsdale, un pequeño pueblo cerca de Fénix, Arizona un 6 de noviembre de 1988. No vino al mundo gran estrella, ni siquiera como descendiente de una saga al estilo de Dakota Johnson, que es casi de su edad:como en su personaje de La la land, Emma tuvo que hacer muchos castings antes de convertirse en la actriz consagrada que es hoy. Su debut en televisión fue en el año 2004, en el una versión moderna, una TV Movie, de la serie de los 70 Mamá y sus increíbles hijos.

Después trabajo en papeles en Medium (en la imagen, agarrándose el pecho), entre otras. Pero su debut en el Cine llegó hace ahora casi diez años, interpretando el papel de Jules en la película Supersalidos, la comedia gamberra casi de culto con Jonah Hill y Michael Cera.

Tres años después alcanzó la fama mundial con su primer papel protagonista en Rumores y mentiras (2010), interpretando a Olive Penderghast. La película resultó no fue mal en taquilla: recaudó más de 74 millones de dólares y su actuación fue elogiada por la crítica, además de ser nominada a un Globo de Oro en la categoría Mejor actriz. Por Birdman fue nominada a un Premio de la Academia en la categoría Mejor Actriz de Reparto y a otro Globo de Oro. Durante la filmación de la saga de The Amazing Spider-Man, en 2012, conoció a Andrew Garfield, con quien mantuvo una relación amorosa hasta el 2015. La película recaudó más de 750 millones de dólares, convirtiéndose en la película más taquillera de su carrera has ahora.

Pero el camino no ha sido fácil. Con 14 años, la ganadora al Oscar por La, La, Land presentó a sus padres un PowerPoint para convencerlos de que su destino era convertirse en una promesa de Hollywood. Sería lógico pensar que era una niña prodigio pero más bien fue una adolescente con problemas. "Sufrí ansiedad aguda desde los 8 a los 11 años. Aunque estaba en tratamiento, tenía ataques de pánico y algunos episodios de agorafobia. No podía estar alejada de mi madre", confesó en una entrevista para The Wall Street Journal.

"La primera vez que tuve un ataque de pánico estaba sentada en casa de una amiga y pensé que se estaba quemando. Llamé a mi madre, me llevó a casa y durante los siguientes tres años la cosa no mejoró. Iba a la enfermería a la hora de la comida la mayoría de los días y retorcía mis manos. Le preguntaba a mi madre cómo iba a ser el día exactamente y luego se lo preguntaba de nuevo 30 segundos después. Necesitaba saber que nadie iba a morir y nada iba a cambiar".







Comentarios 0