Actualidad

Manuel Benítez El Cordobés reconoce por primera vez a su hijo: "Lleva la sangre fuerte de su padre"

El diestro ofreció unas declaraciones a la Cadena SER de Córdoba este fin de semana sobre el encuentro que tendrán sus hijos, Julio Benítez y Manuel Díaz, en el ruedo de Morón de la Frontera, el próximo 11 de marzo. Por primera vez en 48 años, Manuel Benítez reconoció a Díaz como su hijo públicamente: "He visto en la prensa que han estado los dos muy bien, presentando la corrida. Yo ahora mismo no voy a decir ni que voy a ir ni que no (...) Son los dos matadores de toros, llevan la sangre fuerte de su padre, que es un califa fuerte".

Diez meses después de que fuera nombrado legalmente el padre de Manuel Díaz El Cordobés, Manuel Benítez se ha referido a él como un hijo. Unas palabras que le han llegado al diestro este lunes en Espejo Público y que recibía emocionado: "Para mí es una satisfacción que un gran hombre, una gran figura del toreo como Manuel Benítez termine esta historia como tiene que terminarla, con el beneplácito de todo el mundo, con la verdad, me dolería que terminara esto quedando él mal, yo creo que es una oportunidad muy bonita para arreglar las cosas".

El torero compartirá ruedo por primera vez con su hermano, Julio Benítez, con el que protagonizó un encuentro público la semana pasada: "Para mí ha sido una satisfacción que Julio siempre hablara bien de mí, me admirara, el chaval tiene mucha afición y yo nunca voy a pagar con la misma moneda con la que se me ha pagado a mí". Manuel ha explicado que el encuentro se llevaba fraguando unos meses gracias a sus apoderados: "Julio siempre había tenido una buena opinión de mí, yo también de él y yo cómo voy a negar la oportunidad de que conozca a un hijo de su padre y más que es torero como él". Y añade: "Ojalá algún día podamos tomar un café los tres y hablar de toros que es lo que nos ha unido".

El torero sueña con encontrarse con su padre: "Ojalá algún día se dé y, te lo juro, yo con 5 minutos nada más que estuviera hablando con él, yo solamente le diría dos palabras: gracias y perdón. Gracias, por todo lo que he conseguido gracias a él, porque en el fondo me siento orgulloso de ser quien soy; y perdón porque mis circunstancias de vida me llevaron a hacer lo que hice, pero esos eran mis sentimientos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin